La historia aplicada a la arquitectura

2 minutos de lectura

Omar Marroquín Pacheco

“La arquitectura constituye una manera de ver el mundo y lo transformado, es un hecho cultural que propone y en ciertos casos provoca la civilización esto lo expuso el arquitecto Rogelio Salmona en su estudio bajo el titulo: Lecciones sobre la Historia”.

Para Salmona el quehacer del Arquitecto rebasa el estricto proceso del hacer, ya que también constituye una manera de pensar, en donde el arquitecto se posiciona en un lugar y en un tiempo, con un fuerte compromiso con la cultura y la historia.

Salmona en sus tiempos de formación en París, expresa que es muy intima la relación que existe entre arquitectura y sociedad, en donde los elementos históricos son fundamentales para poder entender sus propios puntos de vista y que la respuesta arquitectónica se orientara a las necesidades del momento.

Es valido preguntar como un historiador, profesor de sociología, puede ser más importante en un momento determinado en la formación de un arquitecto que uno de los grandes Maestros de la arquitectura, en el sentido de hacer que la arquitectura responda a las necesidades sentidas de un momento determinado.

Para Salmona su formación en la Sorbonne, París discurrió en 3 ejes: Le Corbusier, Francastel y sus propias lecturas que le permitieron tener una concepción propia del quehacer de la arquitectura y un contexto social, que se acoplara a las necesidades de ese momento.

Para Salmona, la historia modifica la cultura y la arquitectura la enriquece transformándola, siendo el hombre el encargado de transformarla, en este caso por medio de la arquitectura.

Los sociólogos abogan por una apertura de la historia hacia otras ciencias sociales, en donde la historia ponga en relación el pasado con el presente, en donde se entreteje una vinculación entre lo producido y lo que se produce.

Parafraseando a Febvre, Salmona apunta: “La arquitectura es una síntesis de viviencias, de lecturas, de pasiones, de puñado de nostalgias, que transforma la naturaleza, la ciudad, la moldea, es un lugar de encuentro entre la razón, el encantamiento y la poesía”.

Una manera de entender la arquitectura es situar al ser humano en el centro de la reflexión, entendiendo en que momento se trabaja, la manera de hacer arquitectura, en donde se ofrece una respuesta se espera acorde a las necesidades sentidas dentro de la sociedad, para Salmona hacer arquitectura requiere siempre mirar hacia atrás, entender la propia arquitectura, estudiarla, conocerla, sabiendo así en que punto de la historia nos encontramos en el momento de hacerla.

Nada se inventa, todo se recrea y en ese sencillo acto, la arquitectura transforma lo existente sin modificarlo, permitiendo la continuidad de la historia.

Comparte, si te gusto

Más historias

6 minutos de lectura
7 minutos de lectura
13 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido