La energía solar a escala terrwatt

Omar Marroquín Pacheco

Cuando se habla de terawatt, se esta ante un modelo que puede alterar significativamente el mercado energético mundial, convietiendose en una energía clave para el futuro. Para el año 2018, se habían alcanzado los 500 GW en todo el mundo, con una proyección de duplicación de ese número para 2023, con lo que se entra en una escala a nivel mundial de terawattios, el crecimiento observado es de tipo exponencial.

Hace solamente unos años, hablar de 10 TW solar proyectado para el 2030, era simplemente un sueño remoto, algunos científicos del MIT, del Instituto Tecnológico de California y otras instituciones, calculan que la capacidad solar de hasta 70 TW a nivel mundial para el año 2050; lo que representa una fuerzo poderosa en la transición mundial hacia energías de tipo renovable.

Para poder soportar una transición de esa magnitud se hacen necesarios una serie de acciones en diferentes direcciones.

A manera de ejemplo: la capacidad de almacenamiento de la energía y el uso de redes inteligentes, mejorando la incorporación al sistema, aumentando el interés por el público para su uso, mejorar también su confiabilidad, garantizando una provisión a prueba de fallas 24/7 con una administración efectiva entre la oferta y la demanda.

La buena noticia es que con los adelantos que se han tenido en estos últimos años, los precios de producción de este tipo de energía han caído drásticamente a mínimos históricos, han mejorado los sistemas de almacenamiento, lo que ha provocado un tipo de energía muy rentable.

Los técnicos del sector solar apuestan que para el año 2050 el 70% del transporte sea abastecido por energía solar, el uso de energía solar en los distintos tipos de industrias, proyectando la reducción de emisiones de CO2 al ambiente, lo que se persigue es la descarbonización de la industria mundial.

Se estudia y se explora el almacenamiento de la electricidad solar por electrolisis en combustibles químicos, lo que permitiría un almacenamiento más largo, seguro y barato. Con esto escalaría la energía solar de su uso en la industria al uso en los biocombustibles, la producción de fertilizantes y la generación de combustibles sintéticos.

Finalmente es muy importante mantener la curva de la innovación, en una cota alta, persiguiendo aumentar la vida útil de la energía fotovoltaica para garantizar una economía circular efectiva, para poder mirar con confianza a un futuro impulsado por energía limpia y renovable.

Comparte, si te gusto