Debilitado y rezagado, EU busca romper la alianza de Rusia y China

3 minutos de lectura

Alfredo Jalife-Rahme

El peor error de Obama, por el que será juzgado por la historia, fue haber empujado a Rusia a los brazos de China, lo cual no pudo remediar Trump, quien siguió los consejos de Kissinger, a sus 97 años, para crear un G-2 de EU y Rusia contra China, que fracasó rotundamente.

Financial Times ( FT; 26/07/20), portavoz de los banqueros Rothschild y sus globalistas, fomenta que EU «explote las fisuras (sic) en la relación entre Rusia y China» ya que su pregonada asociación «no es tan vigorosa como la formulan Xi y Putin».

Su pérfida intriga radica en una lacónica frase del secretario de Estado, Mike Pompeo, –ex director de la CIA y zelote «evangelista sionista»– quien espetó sobre la estrategia de usar con Rusia para contrarrestar a China: «pienso que existe esa oportunidad (sic)».

FT cita al influyente Steve Biegun, vicesecretario de Estado, quien “está confiado de que EU puede ser más ágil para encontrar la «costura (sic)» de la relación entre Rusia y China”, ya que tal «costura» se debe únicamente a su «mutua determinación de desafiar a EU».

FT cita a Elbridge Colbyn, anterior funcionario del Pentágono, quien trabajó para la «Estrategia Nacional de Defensa»: «nuestro objetivo es asegurar mucho espacio (sic) entre Rusia y China» y que «EU reduzca los irritantes (sic) en su relación con Moscú».

Luego de amarrar navajas sobre simbolismos quiméricos que marcarían el alejamiento de Rusia y China, FT echa reversa con la opinión de «expertos (sin identificar)» quienes «desechan como cándida (sic) la idea de que Washington pueda usar a Moscú contra Pekín».

Cita a Bobo Lo, del Lowy Institute – think tank australiano ultraconservador y meganeoliberal– quien aduce que entre Rusia y China, Moscú «tiene poco interés en preservar el existente orden mundial» cuando Pekín «ha sido el mayor beneficiario de este orden (sic) y sólo busca ajustarse y ganar mayor peso en su seno».

FT cita una próxima publicación de Carnegie Endowment for International Peace que arguye como «pensamiento mágico (sic)» imaginar que EU puede meter su cuña entre Rusia y China.

El muy influyente portal Sputnik cuestiona si es «viable el plan» de que «EU se una con Rusia contra Rusia» (https://bit.ly/30gOHd9).

Sputnik cita al doctor en Ciencias Políticas, Visili Kashin, quien resalta las múltiples ventajas de Rusia en su relación con China: «Cualquier unión a una coalición antichina sería un suicidio para Moscú debido a una enorme frontera terrestre con el país asiático» –Nota: de un total de 4 mil 179 kilómetros.

Visili Kashin rememora que “el enfrentamiento a China fue uno de los factores principales que arruinaron la URSS porque la construcción de la infraestructura militar en los vastos territorios de la taiga (bosque boreal) golpeaba la economía soviética más que las respuestas a los desarrollos de alta tecnología de EU”.

Visili Kashin afirmó que “un acuerdo confidencial (sic) entre EU y Rusia es imposible técnicamente: «El propio Washington destruyó todos los canales de consultas con Moscú desde 2014 y tampoco está listo para cambiar su enfoque hacia las situaciones que llevaron al conflicto con Rusia»: «Parecen sólo fantasías.Para poder hablar de ello, debe ocurrir una total revolución en la política exterior de EU».

María Zajárova, portavoz de la cancillería rusa, calificó de «ingenuo» el intento de EU de involucrar a Rusia en su campaña antichina: «las declaraciones de Pompeo sobre la posibilidad de arrastrar a Moscú a la campaña antichina de EU es otro intento ingenuo (sic) de complicar la asociación ruso-china, de abrir una brecha en los lazos amistosos entre Rusia y China».

Según María Zajárova, Rusia «tiene la intención de fortalecer aún más la cooperación con China, como el factor más importante para estabilizar la situación en el mundo».

Hoy Rusia y China contemplan la triple «guerra civil/guerra de clases/guerra cultural» y las fuerzas centrífugas que debilitan a EU y mejor esperan al resultado de la elección presidencial del 3 de noviembre para posicionarse con mayor vigor.

El mundo será tripolar o no lo será.

HOME

La Jornada

Comparte, si te gusto

Puede que te hayas perdido