Hermosillo México se convirtió en un campo de experimentación urbana

Omar Marroquín Pacheco

Cuenta con 850 mil habitantes, dista 280 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, Hermosillo es una ciudad con muchas virtudes, pero también con muchos retos, en un mundo cada vez más urbanizado, las ciudades se convierten en plataformas de innovación y de cambio más en nuestros países en desarrollo.

Si se estudia las mega polis como México, Bogotá, Lima, Sao Paulo, que tienen problemas y dificultades para distribuir los bienes y servicios que la población urbana demanda, ciudades intermedias como Hermosillo, tiene el potencial de ofrecer una alternativa más sostenible.

El desarrollo de Hermosillo ha estado influenciado por el modelo de baja densidad y de expansión horizontal, replicando un poco las urbes del vecino del Norte como: Phoenix y Tucson.

Para el año 2017 Hermosillo se ubicaba en el 5% de los municipios más prósperos de México, el nivel del ingreso per cápita es más de cinco veces superior a los de los municipios más pobres de esa nación, y se compara con países miembros de la OCDE como lo son: Estonia y Grecia.

El problema que presenta la ciudad de Hermosillo, es como lo tienen otras ciudades en Latinoamérica y el Caribe, el crecimiento acelerado de su huella urbana, una dependencia alta del uso del vehículo para los desplazamientos, el deterioro del acceso a los recursos principalmente el agua y un centro histórico en franco deterioro.

Cambio su tradicional forma de producir agrícola a la manufactura, pero con los años ha ido perdiendo dinamismo, ellos piensan que ya es hora de diversificar su forma de producción.

Conjuntamente con la Universidad de Harvard, el BID y el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN), establecieron una colaboración consistente en el desarrollo de una serie de estudios e investigaciones que tomaron a Hermosillo como Piloto de Experimentación Urbana desde un enfoque multisectorial, incluyendo temas como la Planificación Urbana, el diseño, la diversificación económica, la ecología urbana y el desarrollo de Políticas Públicas.

Se parte de un estudio histórico análisis de crecimiento urbano, estudio del impacto del cambio climático, riesgos de las sequias prolongadas, todo con vistas al desarrollo sostenible de la ciudad de Hermosillo.

Doce estudiantes de Harvard de distintas nacionalidades, llegaron a Hermosillo participando en discusiones con el gobierno local, intelectuales, académicos y organizaciones de la sociedad civil, con esto se permitió llegar a establecer los patrones de crecimiento, prefigurando anticipadamente las posibles soluciones de mediano y largo plazo que permitan replantear su actual sistema de desarrollo.

Con todo el material generado, los estudiantes desarrollaron propuestas para la transformación de la urbe focalizada en generar impactos de largo plazo.

Finalmente desarrollaron una monografía titulada “Innovaciones en diseño, planificación y políticas urbanas: el caso Hermosillo”. Además de ofrecer un acervo importante de recomendaciones, se rompe con el esquema de buscar solución en las grandes urbes y propone una ciudad emergente como modelo de innovación para la región.

Es hora que Hermosillo re imagine su modelo de desarrollo urbano, en donde el primer lugar lo tengan los seres humanos, hacer uso adecuado de los recursos naturales, para que todo esto se pueda llevar a la practica se hace necesario que fundamentalmente se de una planificación urbana de escala humana

Comparte, si te gusto