La política de la Empresa criminal conjunta #RenunciaGiammattei

Jorge Santos

El concepto de Empresa Criminal Conjunta hace alusión a una doctrina que se utiliza en los tribunales de crímenes de guerra para permitir el enjuiciamiento de los miembros de un grupo por las acciones del mismo. Esta doctrina considera a cada miembro de un grupo organizados individualmente, responsables de los crímenes cometidos por el grupo dentro de un propósito común.

Luego de 4 campañas electorales y haber sido funcionario en varias instituciones, Alejandro Giammattei lo que menos puede aducir es desconocimiento de la realidad o del funcionamiento del Estado. Pero si esto aún parece poco, luego de la segunda vuelta electoral, tuvo 6 meses para gestar las políticas a impulsar y al equipo de trabajo para la ejecución de las mismas. Sin embargo a 6 meses de su asunción al poder, el actuar del Gobierno que dirige no sólo ha sido errático, sino con claros rasgos mafiosos en su composición y en las decisiones. Nadie supone que la atención a una crisis de las dimensiones de la Pandemia sean fáciles, pero tampoco es que se esté haciendo un favor al asumir la función pública en medio de la misma. Su lógica de vida la ha organizado para llegar a donde está y hoy por hoy la evaluación deja mucho que desear y da muestras de ineptitud, cinismo y claro servilismo frente a la oligarquía, quien marca el horizonte en el actuar de todo su gobierno.

Las crisis requieren de decisiones claras, contundentes y alejadas de cualquier atisbo de incertidumbre y/o discrecionalidad y esto último es lo que ha sobrado en 6 meses de Gobierno. Aún y con una enorme carencia de datos –hecho intencionalmente planificado- es evidente el fracaso de la atención a la pandemia, dejando a la población a la ley del sálvese quien pueda. Según Oxfam más de un millón de personas requieren asistencia alimentaria, sólo en el corredor seco y el crecimiento de la Inseguridad Alimentaria Severa es del 289.2%. Además de ser el país de la región con la mayor tasa de mortalidad por Covid19 y una pobre ejecución que no alcanza el 25% de la totalidad de fondos otorgados para la atención de la Pandemia. Tan sólo el Ministerio de Salud ha ejecutado, al 08 de julio, un 8% de los más de Q1,600 millones que tiene a su disposición. Frente a esta falta de acción a favor de la población, los contagios suben en una espiral que no se detiene y la muerte ronda a la ciudadanía, ante la mirada cómplice de quienes dirigen la cosa pública en el país.

Es posible que ante los hechos que hemos observado a lo largo de 6 meses del Gobierno, la Empresa Criminal Conjunta tome sentido, en cuanto que hemos sido testigos de la aplicación de una política de beneficio del gran capital en detrimento de la población, sin importar la salud, seguridad, alimentación, empleo y por ende la vida. Que sus actos y no sus palabras, les juzguen.

Jorge Santos
jsantos@udefegua.org

Defensor de derechos humanos, amante de la vida, las esperanzas y las utopías, lo cual me ha llevado a trabajar por otra Guatemala, en organizaciones estudiantiles, campesinas, de víctimas del Conflicto Armado Interno y de protección a defensoras y defensores de derechos humanos. Creo fielmente, al igual que Otto René Castillo, en que hermosa encuentra la vida, quien la construye hermosa.
Fuente La Hora

Comparte, si te gusto