Coronavirus y desplome financiero

Por: Miguel Angel Sandoval

Algunos datos para la reflexión. “Las grandes plazas europeas sufrieron batacazos similares: la Bolsa de Milán se dejó más de un 11%; el Euro Stoxx, un 8.45%; el CAC francés, un 8.39%; el DAX alemán, un 7.94%, y el FTSE británico, un 7.69%. Antes, el Nikkei de Tokio había retrocedido un 5.07%”. El País. 10.03, 2020. Eso ocurrió este lunes.

El tema es que no se trata de caídas en la bolsa por razones económicas, ligadas al proceso productivo. Es por el pánico generado por el coronavirus, que le estalla a la bolsa que desde hace muchos años vive de la especulación. En verdad no vive promoviendo la producción de productos agrícolas, industriales o de servicios, sino que se ha dedicado a la especulación pura y simple, con artilugios como el mercado de futuros, el mercado de los commodities, las burbujas inmobiliarias y otra serie de trampas financieras.

Los efectos en nuestros países son de diverso calado. Pero de una cosa sí podemos estar seguros: ya hay un descenso del 20 por ciento aproximadamente, en las reservaciones de vuelos, de hoteles, y todo ese paquete vinculado al turismo. Si eso no fuera poco, por la baja del precio del petróleo ya se habla de una eventual disminución de la compra de aceites de la palma africana. Y por efecto de los commodities, hay una previsible baja en el precio del azúcar.

Como se puede valorar, el coronavirus de una enfermedad del capitalismo, particularmente financiero. Los datos son claros, categóricos. No admiten que se les relativice. Habría que ver con detenimiento cuál es la reacción del sistema de salud si el virus global decide dar una vueltecita por nuestro país. Estaríamos ante la espera en las bancas de los hospitales durante horas y horas, a veces días. ¿O los pacientes recibirían citas para dos, tres, cuatro o más meses?

Mientras esto ocurre, hay datos que circulan. De una parte se dice que los chinos compraron a precio de cacahuate las acciones de EE. UU. o de Europa en las empresas chinas. En otras palabras, estaríamos ante un fenómeno inducido de todas, todas. Si en la economía hay el crac en lo financiero, lo que no nos afecta de manera directa, pues no estamos en capacidad de especular en grande, la disminución del turismo por razones del pánico si nos afecta de manera directa.

Mientras eso ocurre en la bolsa internacional, en nuestros pequeños países aldeanos, como una medida que aleja mucho más la integración económica, comercial, etcétera. El presidente Bukele, anuncia que pedirá pasaportes a los del CA-4 que van de un lugar a otro, mandando por un tubo la malograda integración de la región. Del coronavirus no se dice mayor cosa seria, salvo las alharacas en los medios de comunicación. Estamos jodidos todos ustedes.

Fuente ElPeriódico

Comparte, si te gusto