Nueva York, la primera ciudada en poner tasa a la congestión

Omar Marroquín Pacheco

New York se convierte en la primera ciudad en los Estados Unidos en poner una tasa de impuestos a la congestión. Las grandes ciudades no les queda otra alternativa para luchar contra la contaminación.

Tienen planeado que para el año 2021 cobrar 10 dólares a los conductores que se conduzcan en la calle 60 de Manhattan, esto para reducir la congestión y la contaminación de la ciudad.

Están diseñando la manera de cobro y posibles exoneraciones para los taxis o para personas que compartan el vehículo. Esta medida se considera clave para el combate al cambio climático y calentamiento global, tras la aprobación de los congresistas de un fondo para implementar dicho plan.

Los conductores que así lo deseen tendrán que pagar por conducir en el ajetreado centro de Manhattan, que constituye uno de los cinco distritos de la ciudad, esto como parte para reducir el número de vehículos, con el dinero recaudado se piensa fortalecer el sistema público de transporte especialmente el metro.

Al tener menos vehículos, se tendrá menos contaminación, es decir menos dióxido de carbono, el principal contaminante que causa el efecto de invernadero y por ende el calentamiento global.

Al entrar menos vehículos a la ciudad, el tráfico es más fluido y por ende menos contaminación al ambiente.

Este plan está amarrado y también incluye el no utilizar bolsas plásticas de un solo uso, este plan es muy parecido a uno que se implementó en Londres en el año de 2003, en Londres cobran a los conductores 11.50 libras esterlinas al día y durante la jornada laboral de la semana.

Con la medida implementada en el año 2003 en Londres subió al 37% el uso del transporte público el primer año y la congestión del tráfico se redujo en una cuarta parte.

El éxito de esta medida radica en la inyección financiera que se pretende introducir al sistema de metro de la ciudad que según indican está seriamente deteriorado.

Comparte, si te gusto