Telómero y juventud.

Johanna Barrios
El proceso de pasar de la longevidad a la vejez, tiene mucho que ver con nuestra dieta, ejercicio, hábitos saludables, pero más aún con nuestra percepción del mundo y actitud ante la vida.

Este descubrimiento lo hizo la doctora Elizabeth Blackburn, quien ganó el premio nobel en el 2009.

Los telómeros son “escudos” del ADN, literalmente significa “parte final”, pues son los extremos de los cromosomas; tienen como trabajo principal: la estabilidad de la estructura de los cromosomas, la división celular, etc. En resumen, se relacionan con el proceso de salud, de longevidad, o bien, cuando hay una afección “desgaste” o desaparición de los telómeros, se produce el envejecimiento, enfermedades crónicas.

Se descubrió que cuanto más largos son los telómeros de una persona, “más fuerte es biológicamente”, no significa que en apariencia vamos a mantenernos jóvenes eternamente, pero internamente sí, y esto se refleja en una habilidad mental, agilidad física, y una apariencia más jovial, además de las pocas probabilidades de padecer enfermedades crónicas como en cáncer.

Aunque son descubrimientos relativamente recientes, dentro de los estudios realizados, han podido observar factores que perjudican o que benefician a la telomerasa, dentro de estos podemos encontrar:
1. Incluir en la dieta alimentos como propóleo y té verde.
2. Aumentar el consumo de vitaminas A, B, D y omega 3
3. Mantener pensamientos y actitudes positivas ante la vida
4. Evitar el consumo de alimentos procesados.
5. Algunos médicos también recomiendan el ayuno intermitente.

Lo más importante de estas investigaciones, no es la apariencia física, aunque claro que nos resulta importante, sino el hecho de que en la actualidad nuestro promedio de vida es mayor al de antiguas generaciones, pero no es un sinónimo de calidad de vida. Cada vez es más común que a partir de los 45/50 años, la población tenga que cubrir grandes gastos en enfermedades crónicas, cuando la ciencia nos dice (esto lo mencionan también Platón, Hipócrates, etc.) que la nutrición balanceada y natural, aunado a un poco de ejercicio físico y una mente positiva han sido, son y serán nuestros mejores aleados.