Trump impone a Guatemala condición de “tercer país seguro”

La Casa Blanca, describió el acuerdo migratorio con Guatemala como la firma de un convenio de Tercer País Seguro. Internamente, tanto el presidente Morales, como el ministro Degenhart, quién firmó dicho acuerdo, niegan que sea ese tipo de acuerdos.

La portavoz de la Casa Blanca no dejo dudas y dijo que de ahora en adelante Guatemala será considerado un tercer país seguro. Los migrantes deben solicitar asilo en ese país, indicó y todas aquellas solicitudes presentadas al gobierno de Estados Unidos, serán trasladas a Guatemala para esperar la resolución del trámite. Ese país se compromete a darle las garantías necesarias mientras se encuentra ahí.

Trump fue más directo y dijo que este acuerdo se había trabajado desde hace tiempo. Además, agrego que estaban haciendo lo que se les pedía, en referencia al gobierno guatemalteco.

El gobierno emitió un comunicado en donde le da relevancia a las visas para trabajar en el sector agrícola, un programa que después podría ampliarse al sector de la construcción y al de los servicios. Un programa que ya existe, pero que no constituye una salida para los flujos migratorios.

Lo cierto es que quién llegue a Estados Unidos, sin haber solicitado asilo en Guatemala estos van a ser devueltos a Guatemala, declaro el Departamento de Seguridad Nacional.

De los dos candidatos en lucha por la presidencia de Guatemala, solo Giammatei se pronunció a favor de dicho acuerdo. Dijo que ese convenio no era tan malo como se dice. Mientras que Sandra Torres se opuso y demando información para conocer qué es lo que se firmó. Ella aseguró que el mandatario “sigue mintiendo”. La ONG Refugees International calificó el anuncio como “muy alarmante”.

El sábado cientos de guatemaltecos se movilizaron para protestar contra dicho acuerdo. Los manifestantes se reunieron frente al Palacio Nacional y demandaron dicho acuerdo. Los manifestantes también portaron carteles en que pidieron a Guatemala mantener su soberanía y expresaron su apoyo a una comisión anticorrupción respaldada por Naciones Unidas que Morales expulsó del país.

El máximo tribunal de Guatemala ha indicado que el pacto debe ser aprobado por el Congreso ante de ser ejecutable.

Con información de La Jornada y Kaos en la Red.