Guatemala: un nuevo aprendiz de dictador

Kajkoj Maximo Ba Tiul
Prensa Comunitaria

Cuando va a comprender y entender el presidente Jimmy Morales, que la idea del poder absoluto y el sistema monárquico terminó aproximadamente a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, con la revolución francesa. Aunque quedan en el mundo algunas monarquías, de tipo simbólico y decorativa, como el de España, Inglaterra, Noruega, etc, pero en términos generales este sistema de gobierno y estado, y le abre paso a lo que vamos a llamar democracia.

¿Cuáles son realmente las negociaciones ocultas entre Jimmy Morales, Degenhart, Jovel y Trump, que no les importa si violan las leyes internas de Guatemala? Morales y sus ministros, que a pesar de la resolución de la CC, insistieron para firmar un acuerdo, que ahora según Jimmy no para convertir a Guatemala en un tercer país seguro, sino un acuerdo migratorio, mientras el colérico Donald Trump, informa, que Guatemala, sí ha aceptado ser un tercer país seguro, tiene muchas aristas ocultas, que aún no logramos interpretar.

Mientras el presidente del norte, informa una cosa, Jimmy Morales sigue mintiendo a la población. Lo que si es cierto, es que sin importar si es solo para hondureños o salvadores, como dice el comunicado de este malogrado presidente, nuestro país será una cárcel.

Jimmy, con el apoyo del CACIF y de otros más, sobre todo, de quienes tienen cola que les pisen por estar embarrados en corrupción y más cosas, se asustaron porque el colérico de Trump, los amenazó que estaba pensando impedir o negar visas a algunos guatemaltecos para que lleguen a Estados Unidos, y entonces pensaron que ellos estarían en la lista, sobre todo porque con mucha seguridad, antes del 14 de enero a las catorce horas, ya estarán con maleta en mano para evadir la justicia guatemalteca y salir fuera de nuestro territorio.

Pudo más el miedo de no poder encontrar su “hogar seguro” y les importó poco que aquí también hay un debido proceso y además que hay una institucionalidad que respetar. La CC, no ha otorgado en definitiva el amparo a los interponentes por las malas decisiones de la “tropa loca”. El presidente y los ministros deberían de tomarlo en cuenta. O acaso, ¿están pensando en desconocer totalmente las decisiones de la CC, como lo hizo en su momento el aprendiz de dictador, Serrano Elías?

Jimmy Morales, debe comprender que aquí la ley es la ley y que hay que respetarla. Y que deje de estar insultando a quienes él piensan que son los culpables de esta crisis (periodistas, analistas, escritores, lideres políticos), porque no parecen discursos de un presidente, sino de un candidato. Debe reconocer que la crisis guatemalteca y esta que se ha dado por no tener una buena política internacional, solo es culpa de él y de sus dos ministros guardaespaldas ( gobernación y relaciones exteriores), que en vez de seguir con su torpeza deben de renunciar por el bien del país

Hoy queda un camino para detener esta situación. Según, la CC, un acuerdo, tratado, declaración, etc, internacional, que se firme entre Guatemala y otro país, debe ser discutido y conocido primero por el Congreso de la República. Entonces, es urgente que la comisión de “relaciones exteriores”, los convoque (Morales, Degenhart y Jovel) a una interpelación y que digan con lujo de detalles, porque esa necedad de convertir a nuestro país en una cárcel humana y que además les pidan su renuncia y que el Ministerio Publico de oficio, inicie una investigación de ofocio contra ellos.

En todo caso, si el Congreso no hace nada, como creo que va a suceder, son cómplices y por lo tanto, serán reconocidos por la historia, como los grandes asesinos de migrantes, porque eso es lo que va a pasar. Guatemala no tiene la capacidad de atender alrededor a más de 200 mil hondureños y una cantidad igual de salvadores en su territorio, con todas las condiciones humanas que exigen las normas internacionales sobre refugiados y asilos.

Por otro lado, sigue siendo imperante que los movimientos sociales, retomen las calles para exigir y demandar que este presidente deje de estar concesionando nuestro país, para resolver problemas que solo le compete a los Estados Unidos.

Fuente Prensa Comunitaria