¡Escuche usted! No queremos aviones, queremos tierra y comida

Por Kajkoj Máximo Ba Tiul

No hay duda, Guatemala, sigue estando controlada por elites mafiosas, que han convertido al Estado en un botín, para salir más gordos y gordas, sin importar la situación de miseria en la que vive la mayoría de su gente. Si antes, el gobierno actuaba solo bajo el respaldo del gobierno de los Estados Unidos y de Israel, ahora actúa bajo la venia del grupo de Lima, quienes al final, son coyotes de la misma loma1.

El grupo de Lima, es un pequeño grupo de presidentes, dirigidos por Estados Unidos, quienes intentan derrocar a gobiernos como el de Venezuela, sino también, impulsar a su punto más alto el neoliberalismo, para ello fortalecer un sistema militar de largo alcance, para desarrollar un modelo de muerte, como actualmente está pasando en Colombia, Brasil, Argentina, Perú, Honduras y Guatemala, tratando de revivir la doctrina de la Seguridad Nacional, hoy denominado “Guerra No Convencional”.

La militarización de la región, tiene como excusa el control del narcotráfico, cuando en realidad, lo que pretenden es limitar el fortalecimiento de las resistencias indígenas para defender sus tierras y territorio y construir un sistema militar para Estado Unidos y desde allí, promover la desestabilización de países considerados el Eje del Mal, pero también, desarrollar el modelo extractivista y en este último, es importante resaltar el papel que está jugando Dionisio Gutiérrez, con su programa “Razón de Estado”, promoviendo la “Sandrafobia” y fortaleciendo el papel Giammattei, considerando a este último, como la mejor propuesta para el país, cuando en realidad, son proyectos que buscan el mismo destino para nuestro país.

Es allí, desde donde se puede comprender, el convenio antes de las elecciones, en aceptar a militares norteamericanos, del Comando Sur, para que tengan presencia en las fronteras de Guatemala, poniendo como excusa, la “ayuda humanitaria”, cuando lo que están tramando es “cuidar la seguridad” del imperio. Esta noticia fue negada en innumerables veces por Jimmy Morales, Jaffet Cabrera, y por sus achichincles, como Sandra Jovel.

Esto sin tomar en cuenta, que en la visita de Almagro, el malogrado secretario de la OEA, afirmaba que había una desconfianza sobre el papel del TSE y solicitaba apoyo de este organismo para observar las elecciones, todo, porque nunca aceptó que la CICIG un tiempo atrás haya firmado un convenio de cooperación con el TSE.

Es interesante este dato, porque después de la elecciones, una periodista de un medio de comunicación, recientemente, le preguntaba sobre esta su intervención y él, aseguró varias veces, que no lo había dicho así y que fue un invento de los medios.

Hoy nuevamente con la millonaria cantidad de recursos, que dicho sea de paso, el Ministro de Finanza, dice ante la interpelación de los diputados, que “no hay recursos”, para comprar aviones. Aviones, que ningún país había comprado, a pesar de los 30 años de comenzarse a fabricar en Argentina. Ante esto, Jimmy, Jaffet y la flamante ministra de relaciones exteriores, que en vez de ministra, tal vez debería ser la vocera de este nefasto gobierno, se dan a la tarea de negar dicha compra, hasta que el gobierno de Argentina, que dicho sea de paso, carga sobre sus hombros varias denuncias de corrupción y de asesinatos de líderes sociales, comunica en las redes sociales, que está satisfecho porque “habían cerrado negocios con Guatemala y confirma dicha compra”.

Haber aceptado ser el “tercer país”, en esta guerra que libra Estados Unidos en contra de los migrantes, es otro de los errores grandes cometidos por el gobierno de FCN, en este último año de su gobierno. No puede ser, que el gobierno de un país, que no hace nada por sus connacionales y que ni ha promovido alguna política pública en favor de los migrantes, se someta a las decisiones del imperio norteamericano, solo porque le conviene a sus intereses personales y no de país.

Como decíamos en entregas anteriores, Jimmy Morales, pasó los cuatro años en el gobierno defendiéndose de todos. Pero ahora, para evadir y lograr llegar al final de su mandato, tratando de buscar que país le dará hospedaje, en el momento que entregue el gobierno al otro o a la otra, para no ser tocado por la justicia guatemalteca, entonces, se ha dado a la tarea también de mentir y hacer gestiones que en vez de fortalecer la ya gran deteriorada imagen que tiene, lo pone en un nivel de “non grato”.

Además, todas estas gestiones militaristas, solo tiene una explicación. Jimmy Morales, posiblemente ha llegado acuerdos con los “altos mandos militares” del país, para asegurarle que no intentarán un golpe antes de la toma de posesión de cualquiera de los dos contendientes que ganen la segunda vuelta. Aquí es donde se explica igual, los ascensos y los cambios en toda la estructura militar antes de la primera vuelta electoral, la compra de equipo militar, los aviones y el barco y quien sabe que más regalos para los “militares corruptos y genocidas” de este país y a cambio protegerlo y darle seguridad hasta el final de su nefasto mandato y asegurar la permanencia de militares ligados al crimen organizados, si no, ¿cómo se explica, el aterrizaje de naves aéreas con cargamento de droga en varios puntos del país y en presencia de militares?.

Mientras sigue este circo, porque eso es lo que es, un circo. Nuestro país sigue hundiéndose en la pobreza y la miseria. Gastando plata o por lo menos, ofreciendo plata para comprar, como si fueran al supermercado a gastarse lo que no hay. Esa plata ofrecida y como lo afirmaron el Ministro de Finanzas y el Ministro de la Defensa, que la plata no saben de dónde la sacarán, pero que posiblemente de los ahorros de los ministerios; entonces, ¿Por qué no juntan esa plata y que sea utilizado para construir escuelas, pagar maestros, pagar médicos, compra de medicina, etc?. O ¿por qué no se utiliza, para la gente del corredor seco que está sufriendo por el cambio climático?. Aquí no nos hacen faltan aviones, ni barcos, ni armas, ni militares. Aquí hace falta, comida, tierra para sembrar y vivir

El Grupo de Lima (abreviado en ocasiones como GL), es una instancia multilateral que se estableció tras la denominada Declaración de Lima, el 8 de agosto de 2017 en la capital homónima, donde se reunieron representantes de 14 países con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela (https://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_de_Lima)

Fuente ?Prensa Comunitaria