Del páramo a la pampa

Danilo Santos
Politólogo
desantos.salazar@gmail.com

Del páramo a la pampa, así nos llevan los hacedores de realidades en Guatemala, hoy ya no se habla de fraude sino de aviones innecesarios. Sirvan o no los dichosos aviones argentinos en el mediano o largo plazo, la realidad inmediata no cambiará, por lo que el momento para adquirirlos, es totalmente desafortunado.

Pasando a lo que no quieren que veamos, queda claro que sacudir los resultados electorales, criticar al Tribunal Supremo Electoral y acusar al partido que sumó la mayor cantidad de votos, era una estrategia para debilitar a la candidata que pasó en primer lugar y fortalecer al candidato que pasó en segundo. Falta poco más de un mes para la segunda vuelta, y las críticas del electorado a quienes competirán por la Presidencia, se fundamentan en prejuicios, desinformación, o simple y llana ignorancia. Esto es responsabilidad no solo de los propios candidata y candidato, por no hablar de la profundidad de su propuesta para gobernar, sino del sistema electoral; que dejó trampas en lo mediático, en los plazos para la campaña, y sobre todo, en la falta de observancia en la calidad de la propuesta electoral de los partidos, reduciéndose a un mero árbitro entre veintiún aspirantes a la Presidencia pegándose patadas.

Las alianzas para segunda vuelta son previsibles, los partidos que de momento van perdiendo, formarán un círculo cromático sólido alrededor de Giammattei, quien es el más cercano a las ideas y prácticas de la derecha tradicional y conservadora guatemalteca. En cuanto a Torres, le será más difícil encantar a las élites (aunque cuente con algunas alianzas), esto porque los programas sociales impulsados por ella anteriormente, le han ganado fama de populista, pero sobre todo, ha generado en las roscas cavernarias que comandan el destino del país, un temor real sobre la aceptación de la población de estos programas y el apoyo popular que podría obtener un partido como la Unidad Nacional de la Esperanza.

Falta ver de qué manera actuarán quienes ya obtuvieron una curul por parte de la UNE, si invierten la misma fuerza y recursos que en primera vuelta, solo le quedaría a la candidata hacer unas cuantas alianzas más para ganar con muy poca diferencia del segundo lugar. El Pacto de Corruptos se vuelve el mejor aliado de Giammattei y luego de zarandear los resultados de la primera vuelta y crear duda en el electorado, esperan sumar de todas las formas posibles para alcanzar y rebasar. El equilibrio en los poderes del Estado se vuelve ahora el objetivo de los anti Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, anti derechos, y anti todo aquello que afecte su comodidad en la cooptación de la cultura, sociedad y Estado guatemalteco.

Con estos dos aviones no se combatirá eficientemente el narcotráfico, que no piense el presidente Morales que somos ilusos. Así como tampoco se podrá combatir eficientemente los problemas estructurales del país con el opaco discurso y propuesta de los dos candidatos que competirán por la Presidencia de la República. Si Torres gana, ojalá que los gorilas no nos vuelvan lo que tanto critican…