Elecciones y fraude fortalecen ‘pacto de corruptos’

Giorgio Trucchi
LINyM

El resultado del balotaje entre UNE y Vamos, más de lo mismo

El próximo 11 de agosto, Sandra Torres (Unidad Nacional de la Esperanza – UNE) y Alejandro Giammattei (Vamos) se enfrentarán en una segunda vuelta para definir quién será el presidente de Guatemala para los próximos cuatro años.

Ante la avalancha de irregularidades denunciadas durante la primera vuelta, los magistrados electorales accedieron a que se realizara una revisión de todas las actas, pero condicionaron esta decisión a que no se abrieran las cajas electorales para un reconteo voto por voto. Además otorgaron solamente 12 horas para llevar a cabo el proceso y se aseguraron que el resultado de la revisión no fuera vinculante con las cifras oficiales.

Uno de los resultados más interesantes de los comicios del 16 de junio fue el desempeño de la candidata del MLP (Movimiento para la Liberación de los Pueblos) Thelma Cabrera quien, con el 10.4% de las preferencias y con casi medio millón de votos, se posicionó en cuarto lugar.

Pese a la gran cantidad de votos, el MLP, brazo político del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), no consiguió ninguna alcaldía y obtuvo sólo una diputación. Tanto Cabrera como el partido denunciaron el burdo fraude electoral y desconocieron los resultados oficiales.

Leiria Vay García, miembro del Consejo de Dirección Política del Codeca, explicó cómo se llegó a esta decisión.

“El MLP es un partido político que surge del movimiento indígena y campesino con la finalidad de impulsar cambios estructurales en Guatemala, mediante un proceso de asamblea constituyente popular y plurinacional.

El partido se constituyó a finales del 2018. Pese a los obstáculos puestos en el camino logramos desarrollar un trabajo intenso en las comunidades y finalmente pudimos inscribir al MLP. La represión fue feroz. El año pasado asesinaron a 6 dirigentes del Codeca y del MLP y este año nos asesinaron a 3 más. Inclusive hay una compañera que está desaparecida todavía.

Ya entrando al proceso electoral fuimos embestidos por una violenta campaña de difamación e intentaron obstaculizar la participación de la compañera Thelma Cabrera, quien tuvo que esperar hasta el 7 de mayo para que le entregaran su credencial como candidata. Es decir que tuvimos poco más de un mes para nuestra campaña electoral”.

Tampoco permitieron que el MLP tuviera una cuenta bancaria para la recaudación de fondos de campaña, ni tuvimos acceso al presupuesto asignado por el Estado a todos los partidos que participan a las elecciones generales.

En fin estuvimos totalmente invisibilizados.

-A pesar de todas la dificultades el resultado del MLP fue excelente.

La fortaleza del MLP reside en ser un instrumento creado por los movimientos y las organizaciones. Esto permitió que las comunidades conocieran nuestro instrumento político. Además supimos manejar las redes sociales para dar a conocer el programa, la propuesta, la agenda y posicionar la imagen del partido.

Los resultados oficiales nos otorgan un cuarto lugar con casi medio millón de votos, muy cerca del tercero y segundo lugar. Sin embargo hay evidencias claras de que nos robaron muchos votos. Tenemos copias de actas electorales que no coinciden con las publicaciones oficiales del Tribunal supremo electoral (Tse).

Pese a haber ganado en mucho departamentos del país solamente nos están otorgando una diputación y ninguna alcaldía. Es por eso desconocemos los resultados oficiales.

Estamos claros que para la oligarquía en Guatemala es inconcebible que un instrumento político de los pueblos pueda existir y lograr avanzar. Sin embargo exigimos que se respete la voluntad del pueblo, no tanto por el deseo de ser alcalde o diputado, sino porque es el inicio de la construcción de un estado plurinacional, que es nuestra apuesta.

-¿Les sorprendió la cantidad de votos obtenidos?

Codeca ha venido trabajando de forma asamblearia y la propuesta de cambios estructurales mediante un proceso constituyente se ha empezado a impulsar desde las comunidades en el año 2012.

A pesar de la represión y la estigmatización nos hemos fortalecido y hemos comenzado a organizar también el área urbana. Ya tenemos estructuras a nivel nacional. Por eso nos dotamos de un instrumento político (MLP) y desarrollamos un fuerte trabajo de comunicación comunitaria, que fue nuestra verdadera fortaleza para romper el cerco mediático que nos han impuesto los medios corporativos de comunicación.

-¿Qué representan Torres y Giammattei?

Ambos son más de lo mismo. Tanto Torres como Giammattei ya están en el poder, tienen diputados y ambos partidos (UNE y Vamos) han participado de manera directa en la corrupción y la represión contra las y los defensores de derechos humanos en Guatemala.

Es el mismo pacto de corruptos que se auto alimenta y se auto protege. Para la segunda vuelta no tenemos opciones y llamaremos a votar nulo.

-Una vez más el abstencionismo fue muy elevado. Sumado al voto nulo alcanzó casi el 50%.

Hay mucha desinformación, mucho temor y los medios corporativos solamente informan para la oligarquía. En nuestro caso, por ejemplo, fueron tantos los obstáculos que nos pusieron que, finalmente, pudimos presentar candidatos sólo en 115 de los 340 municipios que hay en el país.

-¿Qué es lo que viene ahora para el MLP?

El MLP seguirá siendo el brazo político de Codeca y Codeca seguirá con su agenda de lucha. Tenemos ahora una compañera que asumirá su escaño en el Congreso y la idea no es acoplarse al sistema, sino acuerpar e informar al pueblo lo que está pasando en este espacio.

Queremos posesionar al MLP como voz de los pueblos en el Congreso, fortaleciendo la lucha y tirando la línea de la apuesta política del MLP que es la construcción del estado plurinacional.

-Los resultados del 16 de junio dicen que la izquierda unida llegaría a un 30%.

Hemos tratado de sentarnos con líderes de las diferentes organizaciones para construir una agenda común. Aquí no se trata solamente de llegar al Congreso para hacerle el juego al sistema oligarca que está en el poder. Aquí se trata de promover y realizar cambios estructurales.

Nuestra articulación tiene que promover la lucha para lograr estos cambios. Es una apuesta que hay que fortalecer desde los territorios.

-¿Qué va a pasar con el fraude?

Las evidencias que tenemos son contundentes y este proceso lo vamos a llevar por la vía penal. No creemos que este avance por el mismo ‘pacto de corruptos’ que hay en el país. Sin embargo nos importa que la población sepa que el MLP, que Codeca, que este pueblo están luchando para que se respete la voluntad popular.

Fuente: LINyM