Liverpool se consagra campeón de la Champions

Deportes / PúblicoGt

En la final más deslucida en muchos años, el Liverpool ganó su sexta orejona al derrotar 2 goles por cero al Tottenham. Con un gol de penalti en los primeros minutos, el partido se disputo en la media cancha y fue de los más aburridos de todas las finales, sin emoción hasta los últimos minutos, cuando el Tottenham busco el empate y encontró otro gol del Liverpool.

El fútbol físico de ambos equipos, con pelotazos al área buscando pelotas sueltas y con pocos tiros al marco generaron una de las finales más sosas del torneo continental.

El Liverpool después del discutido penalti, no hizo los méritos suficientes para consolidar su ventaja. Al final, fue su portero, Becker, quién destacó atajando tres tiros a gol que una delantera apurada y poco efectiva.

La final todo de todo, menos fútbol.

El ingreso de la actriz gringa que buscaba promocionar un sitio porno de su novio, hizo suspender el partido en la primera mitad del partido.


La revancha de Klopp, quién había perdido 7 finales y de Salah, quién por una agresión salió de la final del año anterior. Ambos levantaron la copa.

La afición del Liverpool fue apoteósica. Alentó hasta el final y jugó su propio partido.

El penalti que no es, la mano que fue, pero que no tuvo intensión el jugador de interrumpir el rumbo de la pelota y una jugada que definió el rumbo del partido que no fue consultada por el árbitro directamente en la pantalla.

Pochetinno demostró que es un buen técnico, sin embargo, no supo leer el tiempo del partido y los cambios que generó no le dieron el resultado esperado. Al final se quedo cerca del empate, pero lejos de la remontada.

Divock Origi fue el héroe del partido. Pero no el más valioso.