Razones por las que una ciudad necesita planificación urbana

Omar Marroquín Pacheco

Nadie puede negar que la planificación puede ayudar en muchos aspectos a las autoridades tanto locales como estatales a manejar y gobernar de mejor manera un territorio. Con una planificación adecuada y apropiada los líderes pueden impulsar las transformaciones constructivas que la ciudad necesita.

Se debe contar con un plan integral de crecimiento, las ciudades del primer mundo tienen una visión que siguen de acuerdo a un plan para alcanzar el desarrollo de una manera ordenada. Con el referido plan lo que se persigue es de anticiparse a las necesidades, coordinando los esfuerzos y estableciendo el horizonte que se debe construir en forma colectiva.

Todas las mejoras que se pueden implementar en una ciudad, no son meramente espontaneas, responden a una planificación constructiva.

Si se habla de una ciudad planeada, se esta ante una ciudad bien preparada, anticipar el futuro nos da herramientas para poder estar mejor organizados, nos hace resilientes, los lideres locales deben ser capaces de ver las oportunidades y gestionar los riesgos.

Con planificación y buena información es posible hacer conexiones entre la visión de largo plazo y las acciones de corto plazo.

Con planificación se pueden tener mejores impactos, dada la magnitud de los desafíos que se dan en una ciudad, es muy poco probable que todas las mejoras se den o que ocurran de una vez. Las ciudades exitosas han priorizado en base a la planificación que se encuentra totalmente alineada a la visión de largo plazo, identificando los recursos y que no sean redundantes con otras acciones.

Tener la conceptualización de una forma urbana adecuada es muy importante, donde confluyen los problemas como vivienda, accesibilidad, movilidad, seguridad, agua, drenajes, manejo adecuado de residuos sólidos y otras necesidades de los habitantes urbanos, todos estos temas están fuertemente ligados a la forma urbana de las ciudades.

Teniendo políticas adecuadas de densidad, uso del suelo, espacios públicos, proyectos de infraestructura y servicios, pueden marcar la diferencia en la calidad de vida de los de una ciudad y lo más importante a un precio justo.

El desarrollo de un modelo espacial que responda a la necesidad y preocupación de los ciudadanos que habitan una ciudad, es el mejor medio de proporcionar una mejor ciudad.

Al contar con una buena planificación urbana, se tiene un impacto positivo en la economía urbana, dado que las ciudades compiten para atraer la inversión económica, con buena planificación se puede identificar la ubicación y distribución espacial de las distintas actividades económicas y de paso facilita la captura de valor de la inversión pública.

Comparte, si te gusto