Messi es de otro planeta

Cuando el Liverpool jugaba mejor, tenia la pelota y llegaba con solvencia a la portería del FC Barcelona, apareció Leo Messi, el mejor jugador del mundo y resolvió el partido. Lo hizo con la contundencia que solo a los astros se les da, anotando dos goles para asegurar el partido y de paso la clasificación a la final.

El segundo gol del argentino fue una obra de arte. Un potente disparo a la portería, justo en el ángulo superior izquierdo, donde jamás el portero podía llegar y salió el gol. Un de esos goles que habrá que disfrutarlo de aquí en adelante. Fue soberbio.

Después de eso, ya no hubo partido. Todos nos rendimos a la estrella del FB Barcelona. Solo celebración, el mundo se rindió al arte de meter goles del argentino.

El genio de Messi empuja al Barca. Delirio. De otro planeta. El tempo del fútbol es Messi. Fueron algunos de los titulares de la prensa mundial. Y no es para menos, el 10 sigue siendo el mejor futbolista en la actualidad.

El Liverpool que jugó mejor, que hizo todo para salir ganador, no supo el por qué de la pérdida, ni tampoco del marcado. Solo sabe que enfrento a Messi y el resultado es el 3 x 0 que lo deja casi con un pie fuera de la final.

Messi ofreció uno de los mejores goles de su carrera y falta más.




Comparte, si te gusto