Federico Lareo, bielsista: “Cuando hoy en día parece que el fútbol se rige únicamente por los resultados, Marcelo trasciende eso”

Por Diego Alonso Bravo C. / ElDesconcierto

El punto de inflexión en la historia del fútbol chileno es de común acuerdo entre los seguidores de La Roja. Un hito, un cambio de actitud, de paradigma si se quiere. A.B. – D.B: Antes de Bielsa / Después de Bielsa. Pero el concepto va más allá de los días, meses o años que el rosarino pudo haber estado a la cabeza de tal o cual equipo, o los resultados que pudo haber obtenido.

La semántica del “bielsismo” pasa por ser una religión, una forma de mirar al mundo, de encarar la vida en los triunfos y las derrotas. Así lo entendió el periodista argentino Federico Lareo, que en 2009 se puso en la cima de los rankings de libros más vendidos con “Las razones del loco. Claves para entender a Marcelo Bielsa” (Ril editores) y hoy, 10 años después, aprender más de esa forma de vida lo llevaron a publicar “Bielsa Carajo. El forjamiento de una filosofía”, libro que construye la visión del Loco a partir de sus propias frases (hechas en declaraciones públicas, entrevistas y conversaciones privadas) desde sus inicios en Newell’s Old Boys de Argentina en 1990, hasta su trabajo actual en el Leeds United de Inglaterra. Todo, acompañado de ilustraciones de Alfredo David Fernández, “Barbaroja”.

“En 2006 empecé originalmente con el blog [http://frasesbielsistas.blogspot.com], porque me pareció un personaje muy enriquecedor, no solo en materia deportiva: es un tipo y un personaje que las cosas que dice, trascienden lo meramente futbolístico. Después el blog fue creciendo mucho, que fue directamente proporcional a la trascendencia de Bielsa como figura del deporte”, cuenta Lareo por videollamada desde Buenos Aires.

-Así como lo cuentas, parece que no fueras tan seguidor de Bielsa como se podría imaginar.

-Siempre lo seguí, siempre escuché todas sus conferencias, siempre me interesó mucho su propuesta futbolística, pero también por las cosas que decía. Siempre me llamó la atención porque es un tipo controversial incluso para el ambiente del fútbol. Es un tipo que va a contramano, que vino a romper moldes. Acá en Argentina golpeó mucho el mundial 2002, y fue ahí cuando me empecé a sentir atraído a la figura de Bielsa. En ese entonces era un tipo del cual se esperaba tanto, pero por ahí no pudo volcar todo eso que se había generado en expectativas en la gente, y sin embargo su discurso y su forma de ser se veían imperturbables.

-Han pasado 10 años del libro anterior y cuatro proyectos futbolísticos en los que ha estado Bielsa. ¿Haz visto un desarrollo en su trabajo que haya podido nutrir el libro?

-Si, por supuesto. Veo a Marcelo, sobre todo en los últimos años, mucho más autocrítico; un Bielsa que reconoce sus errores. Eso no quiere decir que antes no los reconociera, sino que ahora lo hace abiertamente. Ahora, lo que veo que no ha cambiado en estos 10 años es lo que genera Bielsa, y lo que se genera alrededor de su figura cada vez que ca a un club, o cada vez que agarra un equipo para dirigir.

-Que nos tiene acá conversando, por cierto.

-Fijate vos que Bielsa llega a Bilbao con los pergaminos de haber hecho una gran campaña con Chile, y después de una gran campaña con Bilbao llega a Marsella. En Marsella no le fue bien a nivel resultado, quizás no tuvo los resultados que se hubiesen esperados de él, pero sin embargo en Marsella la gente lo ama. También llega al Leeds con una expectativa no tan alta, como pudo haber sido en algún otro momento de su carrera, y también: la gente lo ama, pese a no lograr el ascenso. Es un tipo que trasciende los resultados, por lo menos lo que genera en el público. Por supuesto hay detractores también, pero la verdad es que lo que me sigue llamando la atención es lo que cautiva y genera.

-¿A qué podrías atribuir eso?

-Creo que tiene que ver que se trata de una figura controversial, un tipo que va contra la corriente, que llegó al fútbol a romper paradigmas. En Argentina, por ejemplo, cuando asumió la dirección técnica de la selección, rompió esa relación que tenía habitualmente el técnico con los medios nacionales. Se manejó siempre a través de conferencias de prensa; los técnicos anteriores de la selección tenían otro tipo de relación. Bielsa, lejos de importarle la importancia, valga la redundancia, de los medios de comunicación, se manejó con todos igual: siempre decía que para él tenía la misma importancia el mayor multimedial de Argentina que una radio pequeña de Jujuy. Si uno analiza los resultados deportivos de Marcelo a lo largo de su carrera, ve que tiene algunos campeonatos con Newell’s, algunos con Vélez, consiguió cosas importantes con Bilbao, con la selección argentina consiguió la primera medalla olímpica en la historia del fútbol argentino, pero no demasiado más. No es Guardiola, no es Mourinho. Hay técnicos que a nivel resultado, son mucho más ganadores. Sin embargo, fíjate lo que dicen los grandes entrenadores del mundo de Bielsa. Cuando hoy en día parece que el fútbol se rige únicamente por los resultados, Marcelo trasciende eso, aunque los resultados no lo acompañen.

-¿Supiste si Bielsa leyó el primer libro, o si se enteró de su existencia alguna vez?

-No tengo certeza que se lo hayan hecho llegar. En su momento, cuando salió, tuve mucho contacto con su hermano Rafael Bielsa, que fue Canciller acá en Argentina. Y si tuve un intercambio de e-mails con Marcelo, a propósito del libro. Le conté que había salido y le manifesté cuál era mi intención con el libro además. Me agradeció, pero no fue más que ese intercambio de e-mails. La verdad es que este libro queremos hacérselo llegar a Marcelo. Lanzamos una campaña en redes, #UnLibroParaBielsa. También logré hablar con la hermana de Bielsa, que es candidata a gobernadora en Santa Fe. Se propuso darme una mano, así que en eso estamos: se lo vamos a hacer llegar.

https://www.eldesconcierto.cl/

Comparte, si te gusto