El uso del Bambú para activar espacios públicos

Omar Marroquín Pacheco

Los ejemplos abundan en diferentes partes del mundo, en donde se han implementado proyectos para activar espacios públicos en desuso, en el ejemplo que se va a presentar, se desarrollo con bambú como material estructural generando una solución que permite producir geometrías complejas de doble curvatura, el proyecto fue desarrollado por estudiantes de la Facultad de Arquitectura creando ÍCARO, la obra desarrollada e instalada en una plaza de bolsillo en Santiago de Chile.

El trabajo como se apunto con antelación fue desarrollado por estudiantes del tercer grado de la licenciatura de Arquitectura en el marco del workshop académico Experiencia Detonante II, de la Universidad del Desarrollo de Santiago de Chile.

El sistema en si es de cubiertas colaborativas, que busca activar temporalmente y dar habitabilidad a espacios urbanos en desuso.

Al estudiar el bambú se descubre el potencial que este material tiene con relación a las propiedades de flexibilidad y resistencia estructural, que permitieron la fabricación de geometrías complejas de doble curvatura. Es importante resaltar que en el proceso constructivo, se consideraron las técnicas de construcción de las culturas nativas locales, para contextos actuales de baja tecnología, presupuesto limitado y mano de obra no calificada.

A partir de una serie de reglas y parámetros variables, es sistema es capaz de responder a una diversidad de condiciones especiales, escalares y programáticas. Su proliferación, relaciones y variaciones geométricas fueron estudiadas y evaluadas a partir de modelos digitales de diseño (acá entra la tecnología de punta) y prototipos 1:1 es decir a escala natural.

El sistema se definió a partir de paraboloides hiperbólicos (paneles) que son 7 estructuras de 5 x 5 metros que son equivalentes cada una a 25 metros cuadrados cada una, teniendo en total 175 metros cuadrados techados, los paneles fueron ubicados en una circunferencia de 15 metros de diámetro, consiguiendo así un sistema estructural auto-soportante que descansa sobre el terreno sin necesidad de fundición de los apoyos, los paneles están unidos entre si con amarres de polipropileno trenzado y son cubiertos en su parte superior con malla raschel, para generar sombra.

Con este tipo de trabajos realizados por alumnos de la Facultad de Arquitectura se pueden sacar varias conclusiones:

1. Conocimiento tanto de materiales alternativos como en este caso especifico el bambú y la implementación de técnicas ancestrales locales de construcción.
2. Utilización de un espacio en desuso como en este ejemplo que se genero la plaza de bolsillo a partir de una construcción abandonada que se fabrico al construir el metro de Santiago.
3. El involucramiento de alumnos de las Facultades de Arquitectura a problemas sociales latentes y que es esta forma se proyectan para poder generar soluciones a la problemática que viven nuestras sociedades de falta de espacios públicos adecuados.

Con la implementación de este tipo de proyectos, se puede dar solución desde la academia a problemas añejos que se vive día con día en nuestras sociedades.

Comparte, si te gusto