China y su ejemplar métrica económica

Por Antonio Carrera –

El 7 de marzo de 2019, el presidente chino Xi Jinping participó en una discusión grupal con diputados de la provincia de Gansu en ocasión de la segunda sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) en Beijing, la capital de China. Durante la misma llamó a la perseverancia en la lucha contra la pobreza, faltando solo dos años para que el país logre su objetivo de erradicar la pobreza extrema al término de 20201.

De acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas de aquel país, China sacó de la pobreza extrema a 13 millones 860 mil habitantes de sus áreas rurales en 20182, y durante los últimos 40 años ha hecho lo mismo con 800 millones de personas más, desde que en 1978 empezó la campaña de reforma y apertura, según el Banco Mundial3. Ahora, conviene detenerse a pensar cuál es el significado de este avance en la economía china y sus repercusiones en el resto del mundo, pues, 800 millones de personas son más del 10 por ciento de la población del planeta4 y más de la totalidad de la población de latinoamericana5.

Lo primero que se debe señalar es el carácter singular de Xi como estadista, al hacer del combate a la pobreza la responsabilidad principal de su gobierno. Esto no es poca cosa, pues se está determinando como métrica y factor de éxito el cumplimiento de un número preestablecido de individuos que el Estado chino debe elevar por encima del umbral de la pobreza extrema en un lapso específico. Cabe mencionar que se trata de una singularidad única en el mundo, pues el resto de naciones y organismos financieros internacionales, determinan el resultado de una economía en términos del aumento o disminución del PIB. Esta es una métrica típicamente monetaria, la cual no describe en lo más mínimo el verdadero estado de una economía y su funcionamiento6. Peor aún, tiende a esconder los procesos reales de desigualdad que subyacen en la profundidad del actual sistema económico dominante, tal como lo atestiguan los informes anuales de OXFAM en Davos7. Bajo el actual paradigma económico-financiero occidental, resulta contradictorio hablar de “crecimiento económico” y de que la economía “va bien”, cuando la pobreza, las migraciones, la violencia, las actividades del crimen organizado, la desindustrialización y la austeridad van en aumento en la mayoría de nuestros países.

Lo que significa sacar a 800 millones de personas de la pobreza ?entre otras cosas?, como política de Estado, es que éste es el criterio rector de la economía al cual el Estado se debe y por eso la rige. Esto es algo impensable en el occidente liberal, cuyo distintivo actual es el desmantelamiento de los Estados nacionales soberanos. Lo anterior ha derivado en la desintegración de la civilización occidental, física, económica y financieramente, frente al sólido desarrollo emergente euroasiático, comandado por la determinación rusa y china.

Finalmente, tener como métrica del éxito económico de un Estado, la cantidad de personas que éste es capaz de elevar sobre el umbral de pobreza extrema, evoca la métrica larouchista8 llamada “densidad relativa potencial de población”9. Al respecto, Dennis Small, Director de Asuntos Latinoamericanos del Executive Intelligence Review, de Whashington, comenta:

“Consideren lo que esto significa en cuanto a la densidad relativa potencial de población de la especie humana. Consideren lo que significa que el 10 por ciento de la población humana ha dejado de ser un factor entrópico y se ha vuelto antientrópico. Entrópico porque, cuando la gente es pobre no contribuye al avance de la especie. Se les ha reducido a la condición de bestias, no por su decisión, sino por la pobreza misma y por lo tanto, lo que valen como seres humanos, lo que es su verdadero valor, no se ha podido expresar. Es un sector totalmente entrópico, como lo que pasa en los países de Latinoamérica cuando hablan de la economía negra… eso no es productivo, eso no es empleo. Si hablamos de empleo en términos de la economía física de LaRouche, empleo es algo que produce algo tangible que cambia el potencial de la naturaleza para el hombre. Obviamente, los sectores que trabajan marginados en la economía negra, ya sea en narcotráfico, en prostitución o lo que sea, o payasos trabajando miserablemente en la calle, eso no es empleo en el sentido real. A lo mejor ganan algo de dinero, pero es una destrucción neta de la densidad relativa potencial de población…” 10

Los logros de la economía doméstica china merecen, pues, una atención más seria de nuestra parte, pues su desarrollo sin duda transformará pronto al planeta entero. De hecho, ya lo está haciendo con su proyecto de escala mundial “La Iniciativa de la Franja y la Ruta”, al cual se han unido varios países del mundo (como Italia, recientemente) y el cual está transformando ahora mismo el continente africano. Los promotores del paradigma imperialista anglo-norteamericano (la geopolítica), entre otras cosas, ven en las inversiones productivas chinas en todo el mundo una “trampa de deuda china”. Sin embargo, tales promotores son los mismos que defienden a capa y espada la austeridad, las privatizaciones, la usura internacional, la especulación financiera y las guerras perpetuas.

(1) “Xi destaca perseverancia en la lucha contra la pobreza”. Elena Yang, 08/03/2019. http://spanish.china.org.cn/txt/2019-03/08/content_74546361.htm

(2) “China saca de la pobreza a 13,86 millones de personas del rural en 2018”. XINHUA Español, 18/02/2019. http://spanish.xinhuanet.com/2019-02/15/c_137824832.htm

(3) “The World Bank in China”. Overview, 26/09/2018. https://www.worldbank.org/en/country/china/overview

(4) Según el sitio PopulationPyramid.net la actual población mundial del planeta, a abril del año en curso, asciende a 7, 678,174,656 de personas: https://www.populationpyramid.net/es/mundo/2019/

(5) De acuerdo con el sitio World Population Review la población actual de Latinoamérica, a abril del año en curso, es de 658, 305,557 habitantes: http://worldpopulationreview.com/continents/latin-america-population/

(6) “¿Cuál es el error de todos los cálculos del PIB? El PIB, o cualquier medición meramente monetaria, no sirve para medir una economía, por dos razones fundamentales. Primero, porque el PIB no distingue entre actividad productiva, en términos físico-económicos, y actividad improductiva en términos físico-económicos. ¿A qué me refiero? Bueno, la actividad productiva incluye trabajo de manufactura, trabajo de agricultura, trabajo de construcción, de infraestructura, ciencia, etc. La actividad improductiva es la especulación, es bienes raíces, son
muchas de las actividades administrativas, es Las Vegas, son los casinos, es el narcotráfico”. Carta abierta de La Rouche a AMLO. Small, Dennis. Movimiento Ciudadano LaRouchista. México, septiembre de 2018. Pg. 4: https://drive.google.com/open?id=0B0w881gOEHIeTDVTbVV
oOURDaG5mUXMydHY2V2RGR285QnFr

(7) El informe OXFAM 2019 titulado “Bienestar público o beneficio privado”, denuncia el constante aumento en la transferencia de riqueza hacia a un cada vez más reducido número de personas a nivel mundial. Denuncia también la ausencia de la figura del Estado, manifiesta en la falta de dotación de servicios públicos como la educación y la salud, el fomento de la desigualdad económica en forma de beneficios fiscales trasladados a las grandes empresas y personas adineradas, así como la falta de voluntad en el combate de la evasión fiscal, entre otras causas que generan tal concentración oligárquica de la riqueza mundial. Véase el informe aquí: https://oxfamilibrary.openrepository.com/bitstream/handle/105
46/620599/bp-public-good-or-private-wealth-210119-es.pdfhttps://oxfamilibrary.openrepository.com/bitstream/handle/105
46/620599/bp-public-good-or-private-wealth-210119-es.pdf

(8) Se hace referencia al economista y estadista norteamericano Lyndon LaRouche, fundador del movimiento que lleva su apellido, fallecido en febrero del año en curso.

(9) “LaRouche dice que hay que tener como métrica la Densidad Relativa Potencial de Población. Les voy a leer una cita de LaRouche de Operación Juárez, que él redactó en agosto de 1982, después de su reunión de casi una hora con el Presidente López Portillo: ‘La economía es esencialmente el estudio de los principios por medio de los cuales una población es capaz de producir las precondiciones para su existencia continua. Estas cuestiones físico-económicas son fundamentales; los asuntos monetarios, tales como moneda, crédito, banca y deuda, son una cuestión subordinada. Por lo tanto, tomamos como nuestra primera medición en la ciencia económica una cantidad que denominamos la densidad relativa potencial de población… Este progreso, este aumento en la densidad relativa potencial de población, ocurre como un avance en la tecnología aplicada. Ocurre en la forma de cambios más o menos continuos en la manera en que la gente trabaja… ¿De dónde viene ese cambio, esa tasa de la tasa de cambio? La fuente de esa tasa de la tasa de cambio de la función potencia son los poderes creativos de la mente humana’.” Carta abierta de La Rouche a AMLO. Small, Dennis. Movimiento Ciudadano LaRouchista. México, septiembre de 2018. Pg. 5.

(10) Small, Dennis. Audio-briefing estratégico del 8 de marzo de 2019.
www.albedrio.org

Comparte, si te gusto