Hablan de Dios, mientras se olvidan de vos…

Danilo Santos

El recién conformado “Frente Parlamentario por la Vida” ofende la dignidad y la inteligencia de la población. Han tenido más de tres años para aliarse por la vida, el miércoles mismo demostraron que eso les importa poco o nada, fueron cómplices de la dinámica dentro del hemiciclo para no conocer un préstamo que serviría para combatir la desnutrición en la niñez guatemalteca, lo hicieron porque la estrategia de quienes les mandaron formar el Frente condicionó su voto a seguir con la aprobación de las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional.

De momento solo son un grupo de choque llamado a distraer la atención, mientras lo importante sucede.

Es decir, a los jueces les cierran el cerco dentro del propio Palacio de Justicia a través de una seguridad que solo les hace sentir vigilados e inseguros. En el Congreso de la República la agenda regresiva en materia de Derechos Humanos avanza sin mayores valladares. El Ministerio Público a través de la Fiscal Porras se desmarca de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. El funcionariado del Ejecutivo hace ver al Parlamento Europeo que Guatemala es un Estado soberano y que no tolerará la injerencia extranjera. Nos volvemos nuevamente una República dominada por un pensamiento ultraconservador que coopta al Estado y a la propia sociedad. Cada vez se hace más difícil respirar en un lugar donde el aire está denso y enrarecido con el vaho celestial de tanto falso profeta.

La oferta electoral que se proyecta como dominante deja ver su agenda conservadora y regresiva, hablan ya, igual que el Frente recién formado en el Congreso, de proteger la vida y la familia, de Dios (hasta la saciedad) y deja ver su capacidad de articularse y utilizar lo que tenga a la mano; hace treinta años utilizó al ejército de manera descarada, ahora lo hace con la Iglesia evangélica y los medios de comunicación. Es una verdadera pena que las opciones nuevas y/o pequeñas, de corte progresista, vayan todas por su lado y no hayan dado el salto de madurez para dejar a un lado candidaturas inviables y hacer lo que hasta los cavernícolas actuales hacen, un Frente…

Oportunidades para hacer propuestas, acciones o demostraciones a favor de la vida en realidad, las han tenido; qué hicieron en el caso de las niñas del Hogar Seguro. Qué. Por qué unir dos temas como un préstamo para combatir desnutrición en niñez y las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional. Si quieren demostrar su preocupación por la vida de esa niñez, separen los temas y dejen la hipocresía. Quieren proteger la vida, legislen con contundencia a favor de las niñas, protejan su vida de la violencia y la maternidad forzada a causa de violaciones. Usan perversamente la fe, se arrodillan frente a las cámaras, y repiten una palabra que ya dejó de tener contenido desde que ustedes la usan: bendiciones. “Hablan de Dios mientras se olvidan de vos…”. Ofende, porque no tardarán en salir no solo como Frente Parlamentario sino también como alianza electoral, listos para aprovecharse de su nuevo vehículo y su nuevo ejército.