La impunidad no debe prevalecer

El gobierno de Jimmy Morales da un salto al vació y se sitúa al margen de la ley. Su orden, para impedir el ingreso de investigadores de la CICIG al país aduciendo medidas de seguridad nacional, contradicen las disposiciones del máximo órgano legal del país, la Corte de Constitucionalidad.

De acuerdo con el amparo provisional emitido por la Corte, el investigador Osorio puede ingresar al país sin ningún contratiempo, y el ministerio de relaciones exteriores debió extenderle la visa de trabajo correspondiente. No hacerlo, es un desacato.

El Ministerio Público actuó de oficio en contra de dos funcionarios del aeropuerto por desacatar la orden emitida.Pero todos saben que ellos no son los verdaderos culpables.

En la Corte de Constitucionalidad sigue prevaleciendo la actitud servil de la presidenta, quién a pesar de las evidencias, continua entrorpeciendo la justicia.

Los hechos suscitados en el aeropuerto La Aurora constituyen un desacato a la ley y a la institucionalidad jurírica del país y por ende son motivos suficientes para encausar un proceso penal contra los responsables, los ministros de gobernación y de relaciones exteriores, así como el propio presidente.

Jimmy Morales pone en duda la legalidad del país, debilitando las instituciones y actuando al margen del ordenamiento legal vigente. Todo con el fin de evitar los procesos penales en su contra.

La impunidad no debe prevalecer.

Comparte, si te gusto