Las miradas biónicas de San Pedro

Miguel Ángel Sandoval

El miércoles 12 de diciembre en Casa Cervantes que festejaba 15 años de impulsar actividades culturales, asistí a una exposición de pintura de tres artistas de San Pedro la Laguna, Sololá. En verdad lo que vi y deguste de la mano de Anuto Chavajay, curador de la exposición, fue una muestra de la pintura popular guatemalteca de nuestro país, que desde la rivera del Lago de Atitlán nos dice que la visión de los pintores tzutuhiles es poderosamente contemporánea.

Utilizando con maestría los colores que se encuentran en los huipiles nos presentan formas y perspectivas novedosas. No se trata nada más, de paisajes que durante años acompañaron la pintura de algunas comunidades indígenas de nuestro país, sino que nos presentan una perspectiva novedosa y por ello su contemporaneidad. Uno de los pintores nos cuenta que la perspectiva que hay en sus lienzos es aquella que observó cayendo desde un paracaídas, es el ojo de pájaro.

Mientras que otro de los hermanos, nos dice de una perspectiva opuesta: la visión desde abajo, desde los pies hacia el cielo. Es la visión de la hormiga. Otro de los pintores, también de estos hermanos innovadores, dice mucho desde la perspectiva de la gente pequeña, y plasma en un díptico, una cucaracha gigante con fondo del Palacio Nacional. En síntesis son tres miradas con perspectivas diferentes, y al mismo tiempo audaces, lo que permite a nuestro curador, Anuto Chavajay, plantear las miradas biónicas desde San Pedro la Laguna para el mundo. Un desafío.

En el folleto presentado como guía para esa exposición, se lee “Así es la plástica de hermanos Fermín, Emilio y Lorenzo González Morales, Pletórica de colores intensos y de detallismo en la figuración de los contenidos. Algunos investigadores, publicando lo contrario, no se dieron cuenta que fueron estos hermanos los que generaron una nueva forma de visualizar su producción artística desde los años ochenta, cuando Fermín lanzó por primera vez su técnica “vista de pájaro” y Emilio le siguió con la otra técnica “vista de hormiga”. Carlos René García Escobar, (q. e. p. d). Que esta presentación sea nuestro homenaje al investigador acucioso que recién nos dijo, hasta luego.

Es desde donde se le quiera ver, una ruptura con la tradición pero al mismo tiempo una apuesta por la cosmovisión indígena desde las perspectivas pictóricas innovadoras. No es más aquella pintura que se denominó primitivista, naif y otras denominaciones que pasaban de lado de un fenómeno artístico que no alcanzaban a entender. Menos ahora, por ello las equivocaciones o los silencios, ante la pintura de los tres hermanos, al valorar una muestra como la presentada el 12 de diciembre en la Casa Cervantes. La muestra tiene el apoyo de CREA, CICC y el Centro de Arte Tzutuhil.

Mi impresión es que estamos ante una bocanada de aire fresco en la plástica guatemalteca con origen en la provincia llena de sorpresas y que apuesta por las expresiones con profundas raíces locales, que las catapultan a lo universal. Mi reconocimiento a Anuto Chavajay por la curaduría de esta estupenda muestra. Enhorabuena.

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico