Contaminación del Lago de Amatitlán

Por Omar Marroquìn
El Lago de Amatitlán es un manto de agua dulce que se encuentra en proceso acelerado de contaminación, los usos que los vecinos al mismo le dan son: fuente de agua para la satisfacción de necesidades básicas, para el aseo personal, pesca artesanal, recreación, turismo, irrigación, actividades culturales, generación de energía entre otros.

El Lago de Amatitlán se localiza a 14 grados, 27 minutos y 50 segundos latitud Norte, 90 grados, 36 minutos y 10 segundos longitud Oeste, se encuentra a una altitud de 1,188 metros sobre el nivel del mar. Se localiza a 28 kilómetros de la ciudad capital, el volumen de agua es de 270 millones de metros cúbicos de agua, la superficies es de 15 kilómetros cuadrados, con una profundidad promedio de 18 metros y una profundidad máxima de 38 metros, la precipitación pluvial es de 1,400 milímetros al año.

El tiempo de residencia del agua es de 28 a 84 días, es importante resaltar que el lago de Amatitlán es uno de los principales productores de peces en el ámbito nacional.

Este Lago recibe el vertido de casi 2 millones de habitantes, que se ubican en 14 municipios que componen la cuenca que desemboca en el lago, descargando los 437.5 millones de litros de agua residual por día.

La densidad poblacional del Lago de Amatitlán es de las más altas del planeta con 2,700 habitantes por kilómetro cuadrado, con este dato se puede proyectar que más de 15 mil personas viven en las orillas del lago.

El Lago de Amatitlán se encuentra en un proceso acelerado de eutrofización artificial, es decir un proceso exagerado de crecimiento de algas por la presencia de sales minerales llamadas nutrientes en particular de nitrógeno y fósforo, también existe presencia de dióxido de carbono, todo esto provoca que su utilización como manto acuífero se limite y entre en un proceso acelerado de contaminación.

Ningún otro cuerpo lacustre en Guatemala tiene tanta presión social y urbana como el Lago de Amatitlán, y ningún otro es contaminado como este cuerpo de alma dada la cercanía a la zona industrial sur y por tanto asentamiento humano a su alrededor.

La producción pesquera de este Lago es de 149 toneladas al año, de las cuales el 60% es guapote y el 40% tilapia.

El Lago se encuentra divido en dos partes que presentan características distintas en su composición poblacional, así como en la calidad del agua.

Área total de la cuenca: 390 Kilómetros cuadrados.
Área: 15.7 kilómetros cuadrados.
Afluente significativo: Río Villalobos.
Drenaje significativo: Río Michatoya.
Temperatura media: 20º Celsius.
Acarreo anual de toneladas de desechos sólidos: 75,000 toneladas por año.

El Lago de Amatitlán, es el cuarto lago más grande de Guatemala, tiene un anden seco que divide el lago en dos partes que se conectan por un estrecho canal. La deforestación incontrolada en todo el perímetro del lago, la mala utilización de las tierras y la contaminación industrial ocasionan alta contaminación por el manejo no adecuado de los residuos tanto líquidos como sólidos que se vierten a este Lago.

El anden seco fue construido para que pudiera transitar el ferrocarril, con esto se cambio no solamente el estado físico sino que también biológico del lago.

El el lado occidental desemboca la cuenca del Río Villalobos, llevando toda la contaminación proveniente del lado sur de la ciudad de Guatemala.

El Lago de Amatitlán constituye una importante fuente de almacenamiento de agua dulce, que pueden tener diversas funciones, estas fuentes de agua serán importantes a futuro por la escases de agua que se prevé habrá a fututo.

También es utilizado para navegación y recibe gran cantidad de turistas cada año, el lago sirve también para sustentar a innumerables personas que viven en las orillas del mismo, ya que suelen pescar para sustentar sus necesidades alimenticias.

En el Lago se originan diversos tipos de algas muchas de las cuales provienen de los residuos tanto industriales y agrícolas, que llegan por medio de los ríos que desembocan en este lago.

Las algas toman los nutrientes existentes en el lago y también afecta al oxigeno del mismo lago, causando daños significativos en el ecosistema, ya que sin oxigeno, los organismos y microorganismos no se logran adaptar al cambio y mueren.

Los principales contaminantes detectados son: basura y desechos químicos que provienen de las industrias, las aguas residuales que son demandantes de oxigeno al descomponerse la materia orgánica, los fertilizantes, nutrientes vegetales y pesticidas que estimulan el crecimiento de plantas acuáticas.

El vertido de aguas servidas es muy alto, ya que todo el trasvase de todos los centros ubicados al sur de la ciudad capital, los vierten directamente a los desagües sin ningún tipo de tratamiento previo.

Los desechos orgánicos que son producidos por los seres humanos, el ganado, los procesos aeróbicas que produce la descomposición que demandan oxigeno, esto lo que causa eutrofización del agua, debido a la disminución en la concentración de oxigeno, que afecta a todos los seres vivos de ese ecosistema.

También se ha monitoreado que hay presencia de metales pesados y otras sustancias que afectan el manto de agua del lago, produciendo malos olores, cambio de color y sabor del agua del lago.

Al llegar mucha cantidad de fertilizantes al lago, alimentan a las algas que crecen descontroladamente y estas demanda demasiado oxigeno. Aunado a esto esta el acarreo de químicos que fluyen por los ríos, pesticidas que son veneno para toda la vida silvestre y los ecosistemas del lago.

Comparte, si te gusto