El tráfico vehicular, un problema que sale caro

Omar Marroquín Pacheco
El costo asociado con los problemas del tráfico les cuesta a las ciudades millones de dólares anuales, esto se da como producto de la pérdida de productividad de los empleados, mayores costos de transporte y la alta contaminación que se provoca.

A manera de ejemplo en la Ciudad de Los Ángeles, se pasan 12.7% del tiempo que conducen sus vehículos atascados en congestionamientos, mediciones realizadas por la Consultora Internacional INRIX,

Dos ciudades latinoamericanas aparecen en el Top 10 global de congestión medido por esta Consultora: Bogotá Colombia en el quinto lugar y Sao Paulo Brasil, en el sexto, con problemas de tráfico serios. Colombia aparece como el segundo país entre 38 naciones de todo el mundo con mayores problemas de congestionamiento, de acuerdo al mismo informe.
Bogotá es considerada como una ciudad innovadora en urbanismo, pero sigue sin resolver su grave problema de tráfico.

Los habitantes de Bogotá gastan 80 horas anuales en atascos durante la hora pico, según estudios de la Tabla de Resultados de Tráfico Global. Los Ángeles gastan 104 horas anuales y 77 horas anuales Sao Paulo, 73 Londres y 65 Miami.

La inclusión de Bogotá en la lista negra del tráfico, causa algo de sorpresa si se toma en cuenta que la capital colombiana ha sido en repetidas oportunidades presentada como un ejemplo internacional de innovación en transporte público gracias a programas como el sistema Transmilenio. Bogotá con sus 8 millones de habitantes no se ha acompañado en mejoras en la infraestructura, sigue siendo una de las mayores ciudades en el mundo que no cuenta con un metro.

La semana pasada se desarrolló en Guatemala el Brainshop: Guatemala Metrópoli Innovadora, donde participo el Ex alcalde del Distrito Central de Salamanca, el urbanista Pedro Ortiz, el referido académico hizo referencia a sistemas de transporte eficientes que funcionen adecuadamente, que no sean tres horas para llegar a la oficina, él acota que los tiempos estimados deben de ser entre 20 y 30 minutos, si es más tiempo la ciudad no es capaz de gestionar adecuadamente el funcionamiento de la misma.

Ortiz hace referencia a Bombay diciendo que, reduciendo una hora en el tráfico, se genera un incremento del 25% del producto interno bruto (PIB). Otra medición realizada indica es que diez años de caos en Bogotá, le ha constado a cada ciudadano 25 mil dólares, que equivale a la mitad de lo que le puede costar su vivienda.

Para países como la India se calculan perdidas por hora del orden de 4 dólares, para país desarrollados están entre 15 y 20 dólares la hora, para el caso de Bogotá se estima en 10 dólares la hora.
Ortiz dice que es indispensable el desarrollo del tren de cercanías, dado que se deben de movilizar a más de 350 mil personas a diario. De Mixco ingresan a la ciudad más de 500 mil personas, pensar en la movilización de todas esas personas en buses o en metro cables es una tontería, ya que esos sistemas solamente pueden movilizar cuando mucho a unas 35 mil personas al día.

Concluye Pedro Ortiz con una frase del francés George Clemenceu: “La guerra es demasiada importante para dejarla a los militares”, quiere decir que el futuro de nuestro país es muy importante para dejarla en manos de los políticos, es necesario que se desarrolle la inteligencia colectiva para la solución de nuestra problemática.

Comparte, si te gusto