Comunidades: 7 mentiras oficiales sobre los incendios en Petén

por CMI-G
en Defensa del Territorio

Varias decenas de comunidades que habitan el Parque Nacional Laguna del Tigre (PNLT), en el municipio de San Andrés, Petén, se pronunciaron por medio de un comunicado para desmentir versiones oficiales con respecto a la situación de los incendios forestales que consumen extensas áreas del PNLT y la Reserva de la Biósfera Maya. Acá el comunicado:

Lo publicado el Concejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) con respecto a los incendios es una mentira confabulada simplemente para criminalizar a la población que habita estas áreas.
Mentira uno: Incendio del Peruito (sitio arqueológico El Perú o Waka Perú), el más preocupante, ya llegó hasta Sierra Lacandón

Aclaración: ese incendio está en el área noroeste de Laguna del Tigre, es importante tomar en cuenta que Laguna del Tigre y Sierra Lacandón son dos áreas totalmente separadas, divididas por el Rio San Pedro que mide más de cien metros de ancho de agua, por lo que es totalmente imposible que un incendio llegue a Sierra Lacandón. Tampoco ha llegado hasta el área de Yaxhá
Mentira dos: Los incendios son provocados por líderes que trabajan con el narcotráfico

Aclaración: el incendio del Peruito fue producido por los mismos militares y guarda recursos que vigilan esa área, ya que el día 22 de marzo atacaron a varios campesinos que estaban haciendo ronda de su trabajadero. Además, los militares y guarda recursos incendiaron unos ranchos de los campesinos, en el botado, con esto, impidieron que los campesinos terminaran la ronda, y el fuego de los ranchos se dispersó por toda el área. Entonces no son las comunidades sino el Estado mismo a través de gente inepta que seguramente están generando alarma con el fin de criminalizar a la población. Pero esto no solo criminaliza a la población de estas tierras, sino que deja en total vulnerabilidad, quedando las comunidades propensas a ataques gubernamentales, incluso una masacre por vivir en estas tierras.

Por otro lado, en esta área se inició un fuego desde inicios de marzo de 2017, incendio provocado por una quema de 130 manzanas, de una finca de 123 caballerías, que incluso, las mismas autoridades de CONAP reconocen que esa finca tiene documentos de respaldo legal, por lo que ni siquiera se preocupan por denunciar o ir a intimidarles, pero si se han abalanzado en contra de las comunidades. La Finca de 123 caballerías pertenece a unos tres socios conocidos como Los Limas, provenientes de Jalapa.

También está otra finca de Oswaldo Bolaños llamada La Bota. Quien estuvo siendo proceso en los Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero. Pero fue liberado en 2015 y regresó a Guatemala.

También está la finca de Gustavo Soto, también de Jalapa, con una finca de 15 caballerías, también integrada por varios socios.

Por otro lado, por el río Sacluc está la finca denominada La Pujuquera de 36 caballerías, también pertenece al señor Oswaldo Bolaños. En esta área se sospecha ya hay palma africana sembrada, con desagües directamente al río Sacluc, en plena área protegida. Lo mismo ocurre en la Finca San Pedro, del terrateniente Virgilio Casado, contigua al río Sacluc.

No se descartaría que la actual directora de CONAP y otros miembros de CONAP tengan nexos directamente con estas personas, ya que hasta el momento ellos nunca son acusados y tampoco son molestados en sus trabajitos que hacen.
Mentira tres: Los incendios son en Laguna del Tigre.

Aclaración: en Laguna del Tigre, efectivamente la población ha quemado para cultivar la tierra, pero los incendios están totalmente controlados. Los incendios que está publicando el CONAP son en la Zona de Usos Múltiples (ZUM) de la “Reserva de la Biosfera Maya”. Además esa Zona de Usos Múltiples está dada en concesiones forestales, ahí figuran las siguientes concesiones como: AFISAP y PAXBAN, que colindan directamente con Laguna del Tigre, por lo tanto es un área donde no hay comunidades. Entonces los incendios no son en Laguna del Tigre como lo ha publicado CONAP. En el área de Laguna del Tigre no se ha visto ningún helicóptero regando agua, los incendios que ha habido han sido sofocados por las mismas comunidades.

Aquí un mapa de concesiones elaborado por el Concejo Nacional de Áreas Protegidas.

.

Mentira cuatro: los incendios son con fines de apropiación de tierras

Aclaración: las comunidades de Laguna del Tigre y Sierra Lacandón tienen más de tres décadas de vivir en el área y tienen definido sus polígonos comunitarios, incluso, algunos polígonos, el mismo CONAP a través del Centro de Monitoreo y Evaluación del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CEMEC), ha hecho sus respectivos polígonos comunitarios. Otro caso es que el Estado no ha querido reconocer y aceptar la existencia de más de sesenta mil personas en estas áreas. Además de no querer solucionar un problema social y lo quiere tratar como un problema criminológico.

En la siguiente foto, tomada para el lado de Laguna del Tigre, se puede ver en el horizonte ningún humo o incendio.

Foto tomada por las comunidades de Laguna del Tigre, el día 14 de abril de 2017.

En la siguiente foto, tomada hacia el lado de las concesiones forestales, se puede ver en el horizonte varios humos o incendios.

Foto tomada por las comunidades de Laguna del Tigre, el día 14 de abril de 2017.

Queda totalmente demostrado que los incendios no son en Laguna del Tigre como lo ha querido hacer saber el Concejo Nacional de Áreas Protegidas.

En el caso de las comunidades de Laguna del Tigre existen lugares como lo que se muestra en la siguiente foto, de lo que no habla el CONAP porque no les conviene. Este es uno de los lugares hermosos protegidos por las comunidades de Laguna del Tigre.

Mentira cinco: El Petén se está quemando

Aclaración: con todo lo anterior se ha podido determinar que las áreas donde están los incendios publicados por parte del CONAP, son en el área límite con Belice y en el área de concesiones forestales, por lo tanto es inhumano y perverso querer echarles la culpa a las comunidades y querer generalizar a nivel departamental.
Mentira seis: las comunidades están saqueando las ruinas mayas, en el área el Peruito.

Aclaración: En el área hay pequeñas “tumbas mayas” que ya están saqueadas desde aproximadamente del año de 1997, incluso, testimonios de personas que trabajaron en el área, recuerdan que el mismo Instituto de Antropología e Historia (IDAEH), dio capacitaciones para poder excavar esas tumbas.

Ahora quieren culpar a las comunidades de saqueo de tumbas, cuando el mismo Estado ha promovido esos trabajos y quién sabe dónde fueron a parar esas piezas arqueológicas.

Esto demuestra una amenaza mayor, ya que el mismo Estado con su aparato se está encargando de cometer ilícitos y luego criminalizar a la población. Recalcamos, el Estado está generando condiciones que podrían derivar en masacres en contra de la población de estas tierras.

Aquí unas fotos donde se ve que son tumbas excavadas desde hace varios años.

Al parecer, Roam Balas de WCS, está contratando personal para ir a estas áreas del Peruito para excavar y extraer piezas mayas en toda el área del Perú, no sabemos si esto lo van a ser para seguir criminalizando o para obtener ganancias económicas.

Ahora, hay un fuerte contingente de militares que están resguardando el área de “Tumbas mayas” no se sabe con qué intención lo estén haciendo.

Fotos de militares resguardando el área

Mentira siete: Los incendios es para construir pistas clandestinas por el narco tráfico

Aclaración: Como comunidades vivimos en constantes amenazas de diversas índoles incluidas las del Estado. La mayoría de comunidades nos dedicamos a la siembra de frijol, maíz, pepitoria, cultivo de pasto para alimento de ganado bovino y caballar. Ya hemos dicho en otras ocasiones que el Estado no tienen otra alternativas mejores para esta población y la necesidad es evidente, por lo tanto el Estado debería resolver este problema con políticas viables y con el consentimiento de la población, tomándolas como aliadas y no como enemigas, asumiendo su papel protector de la familia y en busca del bien común. Hasta el momento, el Estado se ha encargado de crear un concepto de población criminal y así quiere que toda Guatemala y el mundo les vean, pero olvida que es una población desarraigada por el Conflicto Armado Interno, la pobreza y la mala distribución de las tierras y la riqueza del país.

Sucede, que muchos que ahora les echan la culpa a las comunidades por los incendios forestales, cuando se habla de PERENCO o extracción del Petróleo aparecen diciendo que eso sí es desarrollo y hay que apoyarles, lo que demuestra una polarización de la situación de Guatemala y una doble moral arraigada e impuesta.
El contexto

El año pasado por estas mismas fechas, el CONAP solicitó al ejecutivo se decretara Estado de Calamidad en el departamento de Petén por los incendios. Pero la finalidad era gastar fondos de forma descontrolada ya que este tipo de medidas lo permiten. Además pretendían aprovechar para desalojar a más de una comunidad, sin cumplir algunos pasos de ley.

Las comunidades de Laguna del Tigre y Sierra Lacandón han realizado una Propuesta técnica y apegada al marco de la legalidad, de Desarrollo Integral y Sostenible, se le ha presentado al Estado de Guatemala. Hasta el momento van más de seis meses y ni siquiera se ha logrado entablar un diálogo digno y coherente. Al contrario ha incrementado la criminalización y han detenido al campesino Jovel Tovar Rodríguez de forma totalmente arbitraria y le están siguiendo el proceso de una forma parcializada y sin pruebas, con una posible condena que violentaría todas las garantías procesales, y violentando todo tipo de derechos humanos.

El Estado tiene la obligación de resolver este problema por la vía social y no de forma criminológica.

Fuente: CMI Guate

Comunidades: 7 mentiras oficiales sobre los incendios en Petén

Comparte, si te gusto