Del jefe de seguridad de Jimmy Morales y la historia de dos fincas

Por Luis Solano

Medios de comunicación han identificado como jefe de seguridad del candidato presidencial Jimmy Morales, al teniente coronel asimilado Herber Armando Melgar Padilla, de profesión Veterinario y Zootecnista. Melgar Padilla tiene un largo historial que lo ata a cargos públicos de casos sonados por corrupción y la represión policial. El caso más sonado es el asesinato de los parlamentarios salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) ocurrido en 2007, durante el gobierno de Óscar Berger. Ese caso vinculó dos fincas: La Parga y La Concha, donde la extensa familia de Melgar Padilla tiene sus dominios.

Morales y dos de sus militares clave

Rodeado de militares, el candidato presidencial Jimmy Morales tiene entre sus tareas, en caso de ganar, el nombramiento de quien ejercerá como ministro de la Defensa. Ese cargo podría recaer en el coronel y abogado Erick Fernando Melgar Padilla, perteneciente a la Promoción 108, de 1984. A esa Promoción pertenecen también el diputado del PP, el coronel Estuardo Ernesto Galdámez Juárez; el ex presidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el coronel Juan de Dios Rodríguez López, actualmente procesado por el Caso IGSS; y el capitán Byron Miguel Lima Oliva, preso por el asesinato del obispo Juan Gerardi.

Durante la presidencia de la República del general Otto Pérez Molina, ejerció como Jefe de Control de Armas y Municiones (DIGECAM). Con el gobierno de Óscar Berger, fue nombrado vocal militar primero suplente para integrar la Sala Primera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente.

Sin embargo, su hermano, el teniente coronel asimilado y Veterinario y Zootecnista, Herber Armando Melgar Padilla, es más conocido por su largo historial en sonados casos políticos desde el gobierno de Óscar Berger. Los dos hermanos han sido colocados como importantes figuras que podrían tener cargos relevantes en el gobierno de Jimmy Morales, en caso gane la segunda vuelta electoral, programada para el 25 de octubre.

El nombre de Herber Armando Melgar Padilla ganó notoriedad a raíz del escándalo político originado por el asesinato de tres parlamentarios salvadoreños y su piloto, y los posteriores acontecimientos que se dieron vinculados a ese caso.

La Parga y La Concha: oscuro escenarios del gobierno de Berger

La finca La Parga, donde fueron torturados los diputados salvadoreños, y la finca La Concha, donde se encontraron sus cadáveres incinerados, se localizan en una región que se caracterizó por sus influencias políticas en el Estado republicano.

La Parga fue originalmente propiedad del coronel Juan Francisco Padilla desde el último cuarto del siglo XIX. Esta finca ha visto al menos cuatro generaciones descendientes que se han distribuido esas tierras: Padilla Paz, Melgar Colón y Melgar Padilla son las más recientes.

Los dos dueños herederos hoy día son los hermanos Rafael Padilla Paz y Vilma Padilla Paz, bisnietos del coronel Padilla, de acuerdo con registros de la propiedad. Ella es mamá de los hermanos militares Melgar Padilla, y de otro hermano más, Manfred Melgar Padilla, quien también tiene profesión Veterinario y Zootecnista, ya que La Parga es reconocida por la crianza de ganado.

El padre de los Melgar Padilla era José Armando Melgar Moreno, quien fue asesinado en la Finca La Parga en diciembre de 2012.

El nexo de La Parga con la muerte de los diputados salvadoreños, proviene del hecho que Herber Armando Melgar Padilla facilitó, desde 2005, a través de su tío Rafael Padilla Paz, el uso de la capilla existente en la finca como una casa de seguridad para la Policía Nacional Civil (PNC), donde se realizaban torturas a delincuentes comunes, pandilleros y narcotraficantes. (elPeriódico, 9 de marzo de 2007. La capilla donde se ejecutaron las torturas de los diputados y su piloto.)

El lugar también era uno de entrenamiento de tiro, al que asistía el ex Director de Investigaciones de la PNC, Javier Figueroa, procesado legalmente por el sonado Caso Pavón, junto a los funcionarios policiales del gobierno de Berger: el entonces ministro de Gobernación, Carlos Vielmann (procesado en España) y el director de la PNC, Erwin Sperissen, condenado a cadena perpetua en Suiza por el mismo caso.

En 2005, el entonces viceministro Administrativo de Gobernación, capitán Guillermo Gramajo, con el respaldo del entonces director de la PNC, Erwin Sperisen, contrató a Melgar Padilla como su asesor y para ejercer el cargo de Jefe de Compras de Armamento de la PNC. En junio de 2006, Gramajo y Melgar Padilla fueron destituidos por actos de corrupción. Posteriormente, para las elecciones generales de 2007, Melgar Padilla se convirtió en candidato a diputado del partido FRG, por Quiché, y al no lograr el escaño, pasó a ser asesor del diputado eferregista por Quiché, Mario Rivera. A Melgar Padilla también se le ha vinculado al empresario Gregorio Valdes O´Connell. En las elecciones generales de septiembre de 2015, fue candidato a diputado por Chimaltenango, por el FCN, de Jimmy Morales, y tampoco logró obtener la ansiada diputación.

El otro enlace de Melgar Padilla es con el caso del comisario Víctor Rivera, asesinado en 2008, cuando recién había dejado el cargo de jefe del comando antisecuestros que dirigió durante el gobierno de Berger. La conexión deviene del que se considera un parentesco que habría con quien fuera la secretaria y mano derecha de Rivera, María del Rosario Melgar Ramírez. El vínculo familiar es la familia Melgar Colón, con propiedades en La Parga, ya que el padre de Melgar Ramírez, era Eduardo Melgar Colón (ya fallecido) y el abuelo de Melgar Padilla, era Óscar Melgar Colón (ya fallecido). En ese contexto, cuando ocurrió el asesinato de Rivera, circuló el rumor que María del Rosario Melgar Ramírez llegó a tan importante cargo debido a las influencias de Melgar Padilla, y la de sus hermanos con vínculos con el ejército.

Melgar Ramírez resultó herida en el atentado que le costó la vida a Víctor Rivera, y tras un arreglo secreto con la Embajada de Canadá, el Ministerio Público, a través del Fiscal, Álvaro Matus, se le dio refugio en ese país. A Melgar Ramírez nunca se le tomó declaraciones, oficialmente, lo cual fue una de las causas del porqué a Matus se le inició juicio en abril de 2010 .

Matus fue acusado por la CICIG de haber obstaculizado la investigación del caso Rivera, para esclarecer el crimen. Melgar Ramírez, mientras tanto, actualmente está siendo procesada y se encuentra en prisión desde octubre de 2012.

Los hermanos Melgar Padilla han sido señalados de estrechos nexos con el narcotráfico por el presidente del diario elPeriodico, Jose Rubén Zamora. En un artículo de 2012, Zamora escribió que fue “el coronel y licenciado Erick Fernando Melgar Padilla, jefe del Departamento de Control de Armas y Municiones, (Decam), quien autorizó a un grupo familiar de narcos conocidos la licencia para portar AK-47 y Mini 16, que como agradecimiento le regalaron una moto BMW; hermano del exoficial Armando Melgar Padilla, quien actualmente es el poder emergente del narcotráfico en el área fronteriza entre Honduras y Guatemala.” (elPeriódico, 10 de julio de 2012. La depuración del ejército hay que esperarla sentados).

jimmi003

Erick Melgar, a la derecha de la foto. Fuente: Inacif.

Historia política de dos fincas

Desde finales del siglo XIX, la región de las fincas de los Melgar se caracterizó por la presencia de una élite militar que con la Reforma Liberal impulsada por el general Justo Rufino Barrios, en 1871, se hizo de fincas en las tierras de lo que hoy es el municipio de Villa Canales, departamento de Guatemala, y la aldea Santa Elena Barillas, colindante con municipios de Santa Rosa.

De las fincas constituidas en Villa Canales, La Parga y La Concha fueron de las más importantes, no sólo por su producción cafetalera y ganadera, sino además por ser asidero del movimiento liberal gestado tras el triunfo de Barrios y que a mediados del siglo XX se convertirá en la ultraderecha política, encabezada por el MLN. Y más recientemente, el área será baluarte del anticomunismo aparecido tras el proceso revolucionario de 1944-1954, y un bastión de lo que posteriormente será el partido Movimiento de Liberación Nacional (MLN), tras el período contrarrevolucionario de 1954.

Sobresalen los apellidos Pivaral, Padilla y Arana de los militares que adquirieron vastas extensiones de tierras en esa región, y de éstos los dos primeros están intrínsecamente relacionados con las fincas La Parga y La Concha. Ambas familias emparentan entre sí, estableciéndose vínculos familiares y de propiedad desde 1890 a la fecha. La Finca La Concha, refleja en particular esas raíces anticomunistas (Inforpress 1694). Más importante aún es el hecho del vínculo familiar y finquero de los hermanos Melgar Padilla, vinculados estrechamente con el candidato presidencial Jimmy Morales, y el candidato vicepresidencial Mario Leal Castillo, cuya familia (Leal Pivaral y Pivaral Padilla –Elvira Pivaral Padilla es abuela de Leal Castillo) es propietaria de la finca La Concha.

A finales del siglo XIX y principios del XX, el dueño de la Finca La Concha era Ovidio Pivaral Herrarte, quien fue un militar de alto rango y dirigió la campaña para derrocar al entonces presidente Manuel Estrada Cabrera, en abril de 1920. Previamente, en 1903, fue nombrado miliciano de la zona de Canales, que posteriormente será el municipio de Villa Canales. Fue jefe del Movimiento pro liberal en Canales y Santa Rosa en 1921. Ministro de Agricultura durante el régimen de Lázaro Chacón y candidato a la Presidencia en 1945, siendo derrotado por Juan José Arévalo. A finales de la década de 1940, se conoció la existencia del Comité Anticomunista de Villa Canales, pilar en el proceso de contrarrevolucionario que derrocó al gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán.

En el caso de la Finca La Parga, su dueño a finales del siglo XIX, era el coronel Juan Francisco Padilla, como ya se estableció. Un relato anecdótico cuenta que “El coronel Padilla había ocupado el ministerio de la guerra en el gobierno del general Orellana (José María, 1922-1926). Era propietario de la finca “Parga” ubicada en aquel municipio, donde anualmente se celebraba una fiesta de aniversario de gran resonancia en los círculos sociales de ese tiempo. Circulaba con frecuencia en el ambiente capitalino, el simpático comentario de que a una orden del coronel Padilla, se movilizaban los “canaleños” (grupos de campesinos valientes y aguerridos de aquel municipio), que cuando se presentaban a la capital era porque las cosas en la política no marchaban correctamente. Cuentan que a los políticos mal portados, incluyendo al presidente, ministros y diputados, les temblaban los pantalones y el cuerpo entero, cuando corría la voz que decía ¡ya vienen los canaleños! (Salazar Valdés, Federico. Episodios y anécdotas del ayer. “Vivencias”. 1920-2001. )

Fuente: cmiguate.org

Facebook Comments Box
Comparte, si te gusto