Declaración poética a favor de los universitarios

Oscar Sazo
Oscar Sazo
No hemos despertado hoy, ni pretendemos dormir mañana. Los ojos no han sido cerrados jamás. Solo nos hemos turnado, el descanso de unos ha sido la vigilia para otros. A veces, nadie ha podido descansar. Siempre ha valido la pena.

Declaramos que han sido millones los latidos del corazón, infinitos los sueños vividos, con ríos de tinta hemos plasmado nuestro pensamiento, universales los libros que nos acompañan, los caminos han devorado con generosidad, las suelas de nuestros zapatos. Una sola voz para cantar las más bellas canciones.

Hemos recibido mucho sol, y el sudor en nuestras frentes, es la orgullosa manifestación de nuestro trabajo. Han sido miles de manos entrelazadas, enormes los abrazos y cariñosos los besos. También, lo recordamos, se ha derramado sangre. ¡Latidos, sueños, tinta, libros, suelas, canciones, sudor, manos, abrazos, besos y sangre, que hoy nos permiten que el grito sea un derecho! ¡El presente lo logramos ayer y el futuro lo sembramos hoy!

Nuestra fe es eterna. Aún así, nada es definitivo, así no funciona el devenir de los pueblos.

Continuaremos construyendo una Guatemala, la nuestra como diría el escritor, donde nos reconozcamos todos y todas, con cada vez más libertad, más justicia y mayor inclusión. Un país cada vez más digno.

La historia ha sido el gran escenario de la lucha, recordamos con júbilo las batallas ganadas y con dolor, respeto y humildad, aquellas perdidas. El balance es a nuestro favor y de los que vienen: tenemos la razón y la causa es justa. Guatemala, su pueblo, prevalecerá.

(La gente, Declaración poética a favor de los universitarios, 22 de mayo del 2015)

11039100_829844497096940_7962307347570163106_o

Facebook Comments Box
Comparte, si te gusto