El inolvidable año de Lionel Messi

El año que pasó no será un más para Lionel Messi. La Pulga cerró el 2011 estando en lo más alto, y en enero puede consagrarse, una vez más, como el mejor futbolista del planeta. Los números del rosarino hablan por sí solos, y sirven para explicar su presente: jugó 68 partidos, marcó 58 goles y consiguió cinco títulos.

Este 2011 la Pulga disputó varias competencias y en casi todas tuvo éxito. Con Barcelona jugó 57 partidos y marcó 55 goles. Los otros tres los hizo vistiendo la celeste y blanca, con la cual disputó 11 encuentros. De los siete campeonatos que jugó -sin contar la actual Liga, Copa del Rey y Champions, que están a mitad de temporada- fue campeón en cinco. De los restantes, en uno perdió la final (Copa del Rey) y el otro cayó en cuartos (Copa América).

Lo llamativo es que la Pulga jugó todos casi todos sus partidos completos. En apenas cuatro de ellos no disputó los 90 minutos.

Hacia comienzos de 2011 Messi ya recibía su primer premio, símbolo de lo que vendría. En enero recibía, por segunda vez consecutiva, el Balón de Oro al mejor jugador del mundo por sobre Xavi e Iniesta, que venían de ser campeones del Mundo con España. En unos días puede volver a conseguirlo, por tercera vez seguida, un récord que sólo tiene el francés Michel Platini.

En el mes de febrero empezaba a disputar su duelo personal contra Cristiano Ronaldo, que luego se vería trasladado en los Barcelona-Real Madrid. En un amistoso con la Argentina, todavía dirigida por Batista, marcaba de penal en el triunfo por 2-1 ante Portugal.

Los días fueron pasando y Messi seguía rompiendo redes en Europa. Llegó abril y los tan esperados partidos contra Real Madrid: el Derby, la final de la Copa del Rey y la semis de Champions. Empató por la Liga, perdió la Copa del Rey (recordado gol de Cristiano Ronaldo en tiempo de descuento) y la clasificación a la definición de la Liga de Campeones contra Manchester United.

Llegaría el primer título del año: La Liga, la segunda consecutiva, que consiguió el 11 de mayo tras un empate ante Levante. La Pulga cerraba como goleador de su equipo (Cristiano Ronaldo fue Pichichi del campeonato), y dos semanas después aparecía en Wembley, rompía el empate ante Manchester, luego Villa metió el tercero y Barcelona se consagró, una vez más, campeón de Europa.

Fuente: Canchallena. http://www.canchallena.com/1435815-un-2011-a-puro-gol-el-inolvidable-ano-de-lionel-messi

Comparte, si te gusto