Sin eso, NO

sin-condon-2013La tensión iba en aumento.

Me miro mi entrepierna. Pero en ese justo momento su imaginación se paralizó.

Las abrí más, dispuesta a provocarlo.

Entonces reaccionó y se desnudó de inmediato. Era obvio su desenfreno.

Su pene asomaba erecto como general dispuesto al combate.

Se puso a mi lado y con brusquedad quito cada una de mis prendas. Frotó su pene entre mis pezones y comenzó a gemir.

“Tócate”; me ordeno, mientras se masturbaba entre mis pechos.
Levante la vista y vi como su cabeza se contorsionaba mientras mordía sus labios de manera obsesiva.

Pensé que se vendría pronto.

Entonces puso su pene frente a mi boca, mientras presionaba con su mano mi rostro.

Espérame, le dije, mientras sacaba de mi bolso el preservativo.

A la puta, grito. A mí no me gusta sin esa mierda.

A mí tampoco ¡¡¡¡¡¡ exclame.

Todo termino en cuestión de minutos.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *