Indiscreción

Helen apenas tiene 23 años, pero ha conocido más hombres maduros que cualquiera de nosotras juntas. Irene, ha tenido cientos de novios, pero ninguno mayor que ella.

Son esos gustos difíciles de complacer. Qué pasa por la mente de estas dos chavas, amigas mías, que viven sus vidas al límite.

No puedo decir que son casos aislados, por puro aburrimiento o por el cambio de la sociedad, pero lo cierto es que las personas maduran más temprano y las mujeres están a la cabeza de todo.

Que edad tiene tu pareja, me pregunta Irene. Es mayor de 30 le contesto. Y vives con el, me dice Helen. Me quedo viendo a las dos, por la extrañeza de sus preguntas y les contesto que no. Somos solo novios.

Y qué tal coge, me pregunta la otra. Normal, le digo.

Qué es normal, me pregunta de nuevo. Pues normal, la mete y la saca, como todos. Ellas se sonríen, quizás por mi simpleza.

Quizá todo sea eso, solo tabúes.

 

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *