El hombre complaciente

Todos los hombres son unos desgraciados, me dice una amiga. Yo le contestos que no hay hombre perfecto, pero algunos tiene una característica muy singular que los hace mejores.

Así que un hombre bueno para mí es aquel que me dice que no, cuando tiene que decir que no. Así sea que le ruegue, le llore o le haga caprichitos.

Ese hombre no es quién manda, sino quien te complace. Fundamentalmente eso, te complace.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *