El colmo

Después de la fiesta, pasamos a un motel barato. Parecía inevitable tener alguna experiencia sexual. No había sido la mejor elección de la noche de mi parte, pero estaba convencida que desea tener ese tipo de experiencias.

En esa época mi libido sexual estaba por las nubes. Había terminado con mi novio y andaba buscando con quién desquitarme de los cuernos que me puso. Así que cuando se dio la oportunidad, en esa fiesta, la tome.

La habitación del motel era lo peor, algo viejo y sucio, pero lo único disponible a esas horas de la noche. El tipo estaba bastante tomado y cuando yo pague la habitación, porque él no tenía dinero, se puso nervioso, así que cuando subimos, se quedó esperando como estatua de piedra.

Lo desnudé y comencé a tocar sus partes. No podía mantener una erección. Comencé a desesperarme, no paraba de dar vueltas por la habitación, mientras él se estimulaba. Pero nada daba resultado.

Encendí la TV y puse porno. Veamos, le dije. Haber que pose hacemos. Yo estaba desnuda, lo acariciaba, pero no lograba la erección de ninguna manera. Y comenzó a disculparse.

Deja ya, le dije, no quiero tus disculpas, eso pasa, no te preocupes.

Te importa si consumo algo de coca, me dijo. No dale, pide algo de tomar, me dijo, y entonces solicite cervezas. Comenzamos a beber, mientras el consumia coca.

Así que le practiqué sexo oral y comenzó a reaccionar. Poco a poco fue teniendo una erección, y yo comenzaba a sentirme a gusto.

Todo estaba bien, cuando sonó el teléfono. Las cuatro horas se habían consumido y debíamos cancelar o salir. Ya no tenía dinero y en esas circunstancias era lo mejor.

Le pregunté en dónde lo dejaba. Estaba amaneciendo y no pensaba llevarlo a su casa.

Te dejo en algún lado, insistia. Pero estaba en otro mundo. Entonces pase por un Mac, que estaba abriendo y le dije que se bajará.

Esta bien, me dijo, pero antes pagame. Qué?¡?¡?

No te debo nada, le dije.

#Entonces el muy descarado dijo que sí, que por sus servicios, son Q400.

Come mucha mierda, cóm crees, que te voy a pagar, por qué servicios pedazo de mierda. Le dije gritando.

Tu me pagas, o llamo a la policía, me dijo. Yo no me voy a cama con nadie que no me pague.

 

Te gusta? Comparte

One comment

  • chalychej

    Me parece un blog interesante, excitante, retador y revelador entre otras cosas.

    Felicitaciones y gracias por compartir esos relatos tan íntimos y provocadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *