Dilema, historia de una relación complicada.

Una noche, en pleno motel le conté al padre de Ernesto la situación.

Tu esposa sospecha que tienes una amante, le dije. Ya lo se me contesto y así quedo.

Me regreso temprano a casa y solo me dio un beso en la mejilla.

Yo no pude dormir, pensando en aquellas cosas que me hacía, se las hace hoy a su esposa.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *