Diferencias de edades

No todos los hombres me provocan las mismas sensaciones. No sé en qué consiste, pero hay diferencias muy marcadas. Por ejemplo, hace algún tiempo, después de muchas desilusiones amorosas estuve saliendo con un hombre bastante mayor, tanto que cuando íbamos a comer mucha gente pensaban que era mi padre. Era tierno, cariñoso y muy detallista. Me encanto la primera vez que tuvimos relaciones, pues se esforzó para satisfacerme. Era un cambio diametral, respecto a mis dos anteriores relaciones. Sus técnicas para excitarme eran muy sofisticadas y lograr el orgasmo resultaba muy fácil. No teníamos sexo muy seguido, pues era un tipo casado, pero cuando había oportunidad siempre quedaba satisfecha. Eso duro más o menos dos años. Al principio no supe que era casado, a los pocos meses que me enteré, no me importo, ya está enganchada y estar en la cama con él era un placer. Por diversos motivos dejamos de frecuentarnos, pero nunca terminamos la relación, simplemente yo no conocí a un chavito bastante menor que yo y paso. Lo conocí en un concierto, tenia una energía bárbara y era muy simpático. Al principio no le puso mucho coco, pues era un niño y no estaba para nada interesada en alguien así. Sin embargo, acepte después de meses de insistirme, salir con él y tuvimos relaciones en esa oportunidad. Y me goce cada instante, quedando enganchada de inmediato. Esa energía que les mencione, era parte del atractivo principal. Con él descubrí que era multiorgásmica, pues me provocaba cada sensación que antes jamás alguien me había provocado, descubriendo que mis ganas iban en aumento cada vez que estamos juntos. Fue un año de locura, pues cogíamos todos los días, a veces hasta cuatro o cinco veces al día. No importaba la hora, el lugar, las condiciones y el entorno, siempre complaciente, dispuesto y con la fuerza suficiente para dejarme rendida. En fin, en ese lapso, de tiempo tuve otro encuentro con mi amante anterior y con un ex novio que regresaba a re conquistarme. Y pude notar la diferencia. La fiesta nos duro un año y me dejo, pues se entero de esas dos infidelidades de la peor manera. Aún ahora, lo resiento.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *