Arrepentida

pareja-discutiendo_323x216Un chavo me escribe, Hola. Le contesto igual: Hola.

Entonces me dice: mami, eres muy bonita.

Me desconecto.

Luego me envía frases cursis, acompañado de su preferida: nena que linda estás.

Las ignoró, pero nunca lo bloqueo.

Una noche de insomnio chateo y me destapo. Le cuento cosas y le pregunto cosas.

Después dice que quiere conocerme. Insiste.

Es persistente.

Me gusta su perseverancia. Su necedad.

Un día, por pura curiosidad quedo con él. Quiero conocerlo.

Al verlo me sorprende su edad.

Es casi un adolecente.

Le reclamo haberme mentido.

Pero nena, me gustas, estas muy buena, repite como bobo.

En ese momento se termina mi curiosidad.

Pero ya es tarde. El nena que buena estás, se convirtio en obsesión.

Tu vida tiene que ser divertida, le digo. Debes irte.

Nena pero tú me gustas y estas rica, me contesta.

No escucha razones, quiere perder la virginidad conmigo y primero me ordena que lo lleve al motel y luego me ruega que lo lleve a la luna.

No creo que me este pasando esto a mi.

Oye, tú, no puede ser. Debes irte ahora.
Y entonces el escándalo estalla.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *