Amor, fidelidad y fiesta

El último chico que conocí en una fiesta huyó de mí. No es que caminara rápido, sino que salió corriendo sin despedirse. Lo que ocurrió me daría vergüenza ajena de mí misma, de existir el concepto. Lo utilizo como anécdota con mis amigas.
En asunto comenzó así. Una amiga me invitó a una presentación de teatro callejero. Después esos mismos chicos nos invitaron a su casa. Iba mucha gente y con mi amiga decidimos ir. En aquella casa, había licor, música y algo de droga recreativa. Cada quién hacia lo que más le convenía.
Cuando lo conocí me pareció una buena persona. Luego me llamo la atención, especialmente sus ojos y sus manos. En la casa aquella me tiro los chuchos y no encontré razón alguna para no acceder a sus proposiciones.
Nos besamos un gran rato en el salón de la sala, luego nos pasamos al pasillo y terminamos en el cuarto de la abuela. Todo iba bien. Hasta que huyó de mí.
Cuando me tenía desnuda en aquella cama super grande y con camisones de viejita esparcidos en todo el cuarto, a punto de penetrarme y hacerme sentir bien, decidió irse, dejarme ahí, tirada.
Tomo sus cosas y salió corriendo. Un amigo, que nos había invitado llego al cuarto y me preguntó qué paso. Nada, le dije aun incrédula y desnuda. No quiso el cerote, reclame, mientras el resto de los invitados llegaba a curiosear.
Este amigo salió tras del infeliz. Estaba queriendo entra a su vehículo para marcharse de la fiesta, mientras yo terminaba de vestirme sin impórtame las miradas de los curiosos que observaban.
Cuando por mi encontré mi calzón y pude ponerme el vestido, todos estaban atento al relato del tipo que entre sollozos y lamentos maldecía aquella fiesta. Ya vestida salía al patio y lo encontré pidiéndome perdón.
Lo siento nena, no fue mi intensión, pero no puedo hacerle esto a Maty, mi novio. No puedo y no es correcto que le sea infiel. Estoy enamorado y no puedo nena, comprende, no tiene nada que ver contigo, es que no puedo, no puedo repetía como loco, mientras el resto se reían de su desgracia.

Te gusta? Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *