Monthly Archives: Marzo 2016

Cómo olvidarte

He tratado de muchas maneras olvidarte, pero nunca lo he logrado. Siempre me imagino tu rosto recorriendo mi entrepierna y me desmorono. Por eso cada día me da mucho miedo pensar en cómo terminará todo esto. Cuando pienso en ti, leo tus mensajes, entiendo tu vida, añoro tu boca, sueño

Colgazón

Hubo una época que Steve se mantenía muy ocupado con el trabajo. Desde el miércoles hasta los domingos tenía chance. Los lunes y martes yo me quedaba en su casa. Los otros días, después del trabajo, llegaba a la mía. Fue una etapa en dónde todo encajaba bien. Cogíamos casi

La timidez

Esa noche la idea era pasarla bien. La fiesta alejada de la ciudad nos incentivaba a generar más imaginación de lo normal. Cómo acomodarnos en dos pequeños autos. Me subí sabiendo que mi pequeña falta podría generar malos entendidos, así que escogía a Joaquín, el chico tímido para que me

Satisfacción

Esa madrugada él dormía a mi derecha, boca arriba. Durante unos segundos, observé cómo su pecho se elevaba rítmicamente cuando respiraba, como si sus sueños se estuvieran construyendo sobre el dulce sabor de la satisfacción. Con  una sonrisa de complacencia, me volví dándole la espalda y permanecí muy quieta procurando

Atada

Con el tiempo pensé que había experimentado muchas cosas y me sentía experta en temas de relaciones, pero me equivoque. Steve entro en mi vida como un torbellino para llenarme de placer, lujuria y locura al mismo tiempo. Esas tres cosas fueron los parámetros que me permitieron comprender el nivel

Bruto e incapaz

Esa tarde Braulio estaba insoportable. Estábamos en la hamaca de mi departamento, acostados viendo el atardecer cuando le dije que tenía ganas que me hiciera el amor. Dio una carcajada fuerte, como quien había escuchado un buen chiste. Pero, qué te pasa, dijo hemos pasado todo el día cogiendo y

Tardes de verano

En las tardes calurosas y monótonas pienso en él recurrentemente. A menudo me sorprendo cuanto me excitan esos pensamientos y recupero en mi mente lo agradable que es tener sus labios entre mi boca, o los vibrantes músculos de su cuerpo bien cuidado. Cuando eso sucede, siempre me toco. Me