La suerte de la bonita

Descubrí que mi novio me estaba engañando. Me era infiel de la peor manera: saliendo una chica que me caía mal, aunque nunca la había tratado, quién por cierto es muy guapa, estudiante de la Universidad Landivar, quizás cinco años menor que yo.  Así que la invité a que fuera

El divorcio

Me acuerdo muy bien el día que mis padres nos comunicaron que se iban a divorciar. Con apenas 16 años mi mundo se transformó. Mi hermano les pregunto por qué, así es la vida, contesto lacónicamente mi madre y nosotros nos vimos con resignación. Con los años nos adaptamos. Mi

Incrédulo

Sin dar crédito a lo sucedio,Javier me dijo: 23 años sin sexo es una eternidad. No sé cómo has podido aguantar tanto. No supe que contestar. El tampoco supo qué más decir. El silencio nos consumió a los dos. Después de unos instantes eternos, le dije que nos fuéramos. Solo

« Older Entries