El bambú una solución ecológica para la vivienda

Omar Marroquín Pacheco

Abordar el problema del déficit habitacional en Guatemala, requiere no solo de acciones puntuales para paliarla, sino que de formas creativas para enfrentarla, a manera de ejemplo se puede mencionar el diseño de un inventor filipino que con solo 23 años diseño la cabaña denominada “CUBO”, con la cual esta ayudando a solventar la crisis de vivienda de Filipinas.

Este joven ingeniero gano con su propuesta el premio Royal Institute of Chantered Surveyor (RICS), fue ganadora entre 1,200 propuestas presentadas.

El jurado al hacer un análisis tanto del diseño como del costo determino que lo que se necesita para el material de bambú es el equivalente a US$ 64 dólares americanos, con la ventaja que la siembra del material sostenible necesario para la construcción, no causa ningún daño a la tierra.

La siembra para la construcción de una vivienda como la propuesta ganadora, libera un 35% más oxigeno que los árboles tradicionales, presentando un beneficio extra a las construcciones convencionales.

El diseñador filipino al plantear el diseño pensó conseguir una construcción fuerte y apta para la ciudad, que fuera duradera y de fácil instalación, todas esos requerimientos los cumplió muy bien el bambú.

Este modelo de negocio plantea la generación de nuevos empleos, nuevas capacitaciones y el desarrollo del espacio comunitario.

La idea primaria fue dotar de vivienda en alquiler a los trabajadores migrantes, que lleguen a la ciudad y dado que el precio de construcción es tan bajo, permite el alquiler a precios muy bajos.

Las viviendas están diseñadas bajo el criterio de la vivienda que crece, es importante señalar que el techo es de dos aguas para poder capturar el agua de lluvia y reducir el calor.

El presidente de RICS acoto que la idea del Ingeniero Earl, se destaco por ser una solución simple y bien formulada para la creciente problemática de vivienda de los barrios marginales no solo de Filipinas y del mundo.

El bambú es tratado para que su vida útil sea más prolongada, estimando que el ciclo de vida es 10 veces mayor que al del bambú sin ningún tipo de tratamiento.

Te gusto, quieres compartir