La fake news del MUOS como ??«maxi radar»

por Manlio Dinucci

«El M5S (Movimiento 5 Estrellas) se divide sobre el maxi radar siciliano.» Este titular del diario ?italiano Corriere della Sera en realidad divulga una maxi fake news y no es precisamente sobre ?el hecho que el Movimiento 5 Estrellas, después de haberse coronado vencedor en Sicilia con ?el respaldo de quienes se oponen a la instalación del MUOS estadounidense en esa isla italiana, ?ahora da marcha atrás sobre ese tema. La fake news tiene que ver más bien sobre el objeto ?mismo que da lugar al litigio. ?

Al definir la estación MUOS de Niscemi como un «maxi radar» se engaña a la opinión pública ?haciéndole creer que se trata de un aparato electrónico terrestre de detección, y ?por consiguiente defensivo. ?

En realidad, es todo lo contrario. El MUOS (Mobile User Objective System) es un nuevo sistema ?de comunicaciones vía satélite que refuerza la capacidad ofensiva de Estados Unidos a escala ?planetaria. ?

El sistema MUOS, desarrollado por Lockheed Martin para la U.S. Navy (la marina de guerra de ?Estados Unidos) se compone, en su configuración inicial, de 4 satélites (más un quinto satélite de ?reserva) posicionados en órbita geoestacionaria y vinculados a 4 estaciones terrestres. Dos de ?esas estaciones están en suelo estadounidense (en Virginia y Hawai). Las otras dos están ?en Australia y en Sicilia (Italia). Esas 4 estaciones del MUOS están conectadas entre sí por una ?red de cables de fibra óptica terrestres y submarinos (la estación de Niscemi –ciudad de Sicilia– ?está conectada directamente a la estación de Virginia (en Estados Unidos). ?

El MUOS ya está en funcionamiento y en el verano de 2019 alcanzará su plena capacidad ?operativa, que será 16 veces superior a la de los sistemas anteriores. Transmitirá ?simultáneamente, en ultra-alta frecuencia, tanto mensajes de voz, como videos y datos, todo ?encriptado. Los submarinos y navíos de guerra, cazabombarderos y drones, así como vehículos militares ?en movimiento en cualquier lugar del mundo (incluyendo las regiones polares) y las ?salas de mando terrestres, estadounidenses y de países aliados de Estados Unidos, estarán asi ?conectados a una red única de mando, control y comunicaciones que responde a las órdenes del ?Pentágono. ?

Así que la estación MUOS de Niscemi no es un «maxi radar siciliano» que ?protege la isla [italiana de Sicilia] sino una pieza fundamental de la máquina de guerra planetaria ?de Estados Unidos. ?

Lo mismo sucede con las demás grandes bases militares de Estados Unidos y la OTAN en Italia. ?La «Naval Air Station Sigonella», a pocos kilómetros de Niscemi, es la base de donde parten ?operaciones militares realizadas con fuerzas especiales y drones, principalmente en el Medio ?Oriente y en África. ?

La JTAGS (Joint Tactical Ground Station), estación satelital terrestre estadounidense del «escudo ?antimisiles» [también estadounidense] desplegado en Sigonella, es una de las 5 estaciones ?similares que el Pentágono ha instalado en todo el mundo –las demás se encuentran en ?Estados Unidos, Arabia Saudita, Corea del Sur y Japón. Pero no sólo sirve para la defensa ?antimisiles. Esa estación está también al servicio de operaciones de ataque desde posiciones ?avanzadas. ?

El Mando de la Fuerza Conjunta Aliada, con sede en Lago Patria (en Nápoles, Italia), está bajo las ?órdenes de un almirante estadounidense, quien también está al mando de las fuerzas navales de ?Estados Unidos en Europa (incluyendo la Sexta Flota estadounidense, basada en Gaeta [también ?en Italia]) y de las fuerzas navales estadounidenses para África, cuyo cuartel general está en ?Nápoles-Capodichino [también en Italia]. ?

Camp Darby, el mayor arsenal estadounidense fuera de Estados Unidos, [está en Italia] sirve de ?proveedor a las tropas de Estados Unidos y de sus aliados en las guerras que emprenden en el ?Medio Oriente, Asia y África. ?

La 173ª Brigada Aerotransportada estadounidense, con base en Vicenza [Italia], opera en ?Afganistán, Irak, Ucrania y en otros países del este de Europa. ?

Las bases de Aviano y de Ghedi –donde están desplegados los aviones de guerra estadounidenses e ?italianos, bajo las órdenes de Estados Unidos y con bombas nucleares B61 [estadounidenses], ?que a partir del año 2020 serán sustituidas por las bombas B61-12– son parte integrante de la ?estrategia nuclear del Pentágono. ?

Por cierto, ¿no se acuerdan Luigi Di Maio y los demás dirigentes del Movimiento 5 Estrellas ?? [1] de que se comprometieron solemnemente con la Campaña Internacional por la ?Abolición de las Armas Nucleares (ICAN, siglas en inglés) a incluir a Italia en el Tratado de la ONU ?contra ese tipo de armamento para liberar a los italianos del armamento nuclear de ?Estados Unidos?
Manlio Dinucci

Fuente
Il Manifesto (Italia)
Red Voltaire

Te gusto, quieres compartir