La telofonía móvil al servico de las cuidades inteligentes

Omar Marroquín Pacheco

Las aplicaciones y dispositivos móviles son cada vez más importantes no solo para recopilar datos, sirven también para interactuar con residentes de las ciudades intelligentes, por ejemplo pueden notificar a sus residentes sobre la congestión del tráfico, sobre el transporte público y otra gran cantidad de información útil, como pueden ser accidentes o algún tipo de emergencia.

La tecnología móvil se puede utilizar también para el análisis del comportamiento de los residentes y visitantes de una ciudad, las empresas de telefonía pueden utilizar las señales de los celulares para ir aprendiendo del tipo de movilidad de las personas y con esto se puede diseñar adecuadamente la infraestructura de transporte.

Existe una aplicación que se llama Trendit, que utiliza el registro del detalle de las llamadas, que son generados por los operadores telefónicos como un conjunto de datos anónimos y con ello se puede determinar cuantas personas se encuentran en lugares determinados y se puede saber en que forma llegar a ese lugar. Lo importante lo constituye que todo esto se esta produciendo en tiempo real.

Por lo que para que una ciudad sea inteligente se hace necesario el desarrollo de software a gran escala que integre los datos, los servicios y los procesos, es de importancia señalar que toda la generación de la información que se genera en tiempo real, tiene que estar íntimamente ligada a la privacidad de los datos, regulaciones muy bien establecidas en Europa por ejemplo.

Para momentos de crisis de cualquier índole es muy importante, para poder realizar el control remoto por medio de la informática virtual, para el monitoreo y gestión de crisis, especialmente para control de agua y energía.

El desarrollo de nuevas tecnologías o la implementación en nuestros países de tecnologías ya en desarrollo debe ser un esfuerzo combinado entre el mundo académico, los organismos gubernamentales y la empresa privada.

Emprender un proyecto de ciudad inteligente, por la cantidad de información apropiadamente manejada de congestión del tráfico, de uso de la energía y el agua y otras, se hace cada vez más rentable (ya que se pueden reducir considerablemente las pérdidas sociales del tiempo), así como la capacidad de financiarlas es cada vez más flexible.

La innovación tecnológica juega un papel muy importante y esencial en la escena de las ciudades inteligentes, donde en un futuro cercano deberán incorporar tecnologías emergentes, como la nube, dispositivos móviles, uso de grandes datos, redes sociales etc.
Haciendo uso del Big Data, el director del Museo más visitado de Italia, propuso por medio de un algoritmo que fue diseñado por la Universidad de L’ Aquila, para intentar acabar con las interminables colas de los 3.4 millones de visitantes que llegan cada año al Museo. Este es otro claro ejemplo de cómo utilizar la tecnología al servicio del uso adecuado del tiempo.

Todas estas herramientas deben de servir para que nuestras ciudades, desarrollen soluciones basadas en la tecnología que facilitarán el camino para dirigirse a ser ciudades inteligentes.

Te gusto, quieres compartir