Culpable

Por Mario Rodríguez

No hay tiempo para profundizar en la sentencia emitida por el tribunal que juzgó el caso Agua Mágica, en donde está involucrada la ex vicepresidente Roxana Baldetti, pero el fallo es histórico por ser el primero que se emite por corrupción política dentro del esquema de trabajo CICIG-MP.

A pocos la sentencia le puede parecer poco severa, 15 años de prisión por varios delitos, pero no hay que convertir la justicia en venganza. Se comprobó, por parte del tribunal los hechos que ameritan una condena. Defraudaron el servicio público, despojaron del dinero de todos para beneficio personal y se asociaron para cometer fraude y delinquir.

Llama la atención que la sentencia contienen muchos elementos que juzgan al modelo económico y al sistema político en su conjunto. Por ejemplo, se menciona que existió confabulación con algunos empresarios, atentando contra el erario nacional en detrimento del Pueblo de Guatemala. Saquear al Estado fue el objetivo de la organización criminal que comandaba la propia vice presidenta.

Durante todo este tiempo, desde la captura de Roxana Baldetti hasta su condena, pasaron muchas cosas que hicieron temer que este desenlace nunca llegaría. La lucha del presidente Jimmy Morales contra la CICIG y su comisionado Iván Velásquez, así como el fortalecimiento del pacto de corruptos y la actuación de los congresistas para buscar impunidad hacían presagiar un giro inesperado para la justicia. Falta más juicios y más sentencias. El ante juicio contra el presidente sigue su curso.

Hoy queda patente la necesidad de redoblar esfuerzos para erradicar la corrupción de la política y que esa vieja clase política corrupta, que se niega a morir, tenga sus días contados. Estamos a un paso de cimentar una nueva ética para la política, no hay que desaprovechar esta ocasión de ganar el futuro.

Te gusto, quieres compartir