Trasnporte y movilidad inteligente

Omar Marroquín Pacheco

Siguiendo con un artículo anterior, se acotó que Israel posee un gran número empresas emergentes (startup), en el campo relativo a las ciudades inteligentes en particular y transporte y movilidad inteligente en particular.

Toda la tecnología desarrollada en Israel, proviene en la mayoría de los casos en capital de riesgo independiente y de inversores ángeles, volviéndose cada vez más relevantes en los mercados mundiales.

Las nuevas tecnologías activadas por dispositivos móviles, la internet de las cosas, servicios en la nube, manejo de datos masivos, han permitido la rápida implementación las mismas sin una infraestructura física costosa.

Toda esta implementación ha permitido en Israel el poder iniciar nuevas empresas. Para el caso particular del transporte y la movilidad inteligente, muchas empresas se apoyan en los servicios de la nube y móviles para desplegar productos con cierta sofisticación, sin el involucramiento de operaciones a gran escala que solamente las grandes empresas pueden desarrollar.

En la medida que aumentan la densidad poblacional de las ciudades, los retos del transporte se vuelven cruciales para que sean funcionales. El congestionamiento, accidentes y demandas no satisfechas de espacios para estacionamientos obstaculizan en conjunto la habilidad de las ciudades para crecer en número de residentes y en su economía.

Al mejorar e incrementar sus medios de transporte, no solo por medio de incrementar las vías de transporte mediante la construcción de nueva vialidad, que requiere mucha inversión por parte de la ciudad, aunado a esto la construcción de nueva vialidad trae como consecuencia el incremento de tráfico, con lo cual la ciudad queda más congestionada en el tiempo, al transporte público sobrepoblado y las zonas de estacionamiento desbordadas.

El transporte en las ciudades produce el 26% de CO2, convirtiéndose en el sector que continua aumentando y por lo tanto el que más contribuye a los procesos de cambio climático.

La experiencia israelita ha sido no de aumentar el parque vehicular del transporte sino más bien de hacerlo más eficiente con su capacidad actual, tomando como base que en Israel la movilización se da en automóviles y vehículos, por lo que la implementación de este tipo de programas no requiere de inversiones adicionales.

Cómo lo lograron? Por medio de crowsourcing (abastecimiento a la multitud) como una forma de hacer al transporte más inteligente, la primera acción fue mejorar los sistemas de navegación con análisis de las condiciones del tráfico todo en tiempo real. La más reconocidas de estas tecnologías es el Waze, con lo cual ofrece a sus clientes su base grande de montaje ofreciendo a sus usuarios navegación y condiciones del tráfico. Waze proporciona un mejor uso de la infraestructura vial existente, redirigiendo a los conductores a las vías menores y a las calles cuando las vías más grandes se encuentran cogestionadas, existe la opción de programar el viaje para llegar a una hora determinada y le indica el tiempo aproximado de viaje.

Waze permite que las municipalidades utilicen su tecnología pudiéndola compartir en forma combinada y anónima, sobre las condiciones del tráfico, un ejemplo lo constituye Río de Janeiro, Brasil, donde por medio de Waze se maneja ahora el tráfico pesado y se utiliza también en otras ciudades de América Latina y el Caribe ALC. Lo valioso de la utilización de esta herramienta es que dada su fiabilidad en la fuente existente de los datos, no es necesario la instalación de nuevos sensores y otros aditamentos.

Israel desarrollo el programa Moovit, que puede visualizarse como un Waze, solamente que para el transporte público, con esta aplicación el usuario puede identificar las rutas de transporte público más rápidas y convenientes, pudiendo realizar conexiones múltiples de distintas formas de transporte, (trenes y autobuses), proveyendo datos en tiempo real a través de un sistema completo del tránsito de la ciudad, alimentado por la información que los usuarios van incorporando y alimentando en tiempo real.

Otro aspecto en Israel es la incorporación de uber, Lyft y Gett, que permite a los usuarios ordenar un taxi con un solo clic en lugar de realizar una llamada telefónica o de espera en la calle, pudiendo los usuarios rastrear las unidades que se aproximan en un mapa interactivo, estas plataformas se usan en muchas ciudades de Europa y Estados Unidos.

Han sido tan exitosas que tanto en Madrid como en París ya se implementaron tarifas planas que favorecen en mucho a los usuarios.

Existen otras implementaciones en Israel, como son los letreros alimentados por energía solar, donde en una pantalla de 46 pulgadas, proporciona datos completos del transporte en tiempo real.

En síntesis las ciudades pueden mejorar sus servicios de transporte y movilidad con la incorporación del Internet de las cosas, que conectan y controlan la infraestructura física de una manera eficiente.

Te gusto, quieres compartir