Ciudades inteligentes

Omar Marroquín Pacheco
El fenómeno de la urbanización es uno de los más importantes del siglo XXI a nivel mundial y particularmente en América Latina y el Caribe siendo la región que desde los años 60´s, que más rápidamente ha experimentado el paso de rural a urbana.

El número de personas que viven en áreas urbanas superará los mil millones para el año 2025 según estimaciones de la ONU.

Ante este escenario de fuerte urbanización la tecnología se convierte en una fuerza crítica tanto para el desarrollo como para la funcionalidad de las ciudades. El auge de las ciudades inteligentes surge más o menos por los años 2000 y es Israel la cabeza de lanza, que ha puesto a sus habitantes como centro de desarrollo incorporando TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la gestión urbana, utilizando estas herramientas para estimular el diseño de un gobierno efectivo que sea capaz de incluir la planeación colaborativa y la participación ciudadana.

La visión israelita de ciudades inteligentes, incluye el desarrollo integral y sostenible, con esto se vuelven más innovadoras, competitivas, atractivas, resilientes y por ende mejoran la calidad de vida de sus ciudadanos.

Para poder llevar a cabo todo lo acotado anteriormente se necesita de un ecosistema de empresas, polos de investigación tanto gubernamental como privados, en donde las universidades juegan un papel de primer orden en lo que se refiere a investigación y desarrollo, I+D.

Israel tiene la ventaja de tener personal altamente calificado y preparado, una cultura empresarial y tiene el mercado israelí que se convierte en su campo de prueba para todas las nuevas tecnologías que pretenda incorporar.

Un aporte novedoso es que la implementación de estas nuevas tecnologías, no exigen la implementación de infraestructura costosa y más bien apoyan soluciones livianas, dicho en otra forma la implementación de las mismas son totalmente aplicables en este lado de Latinoamérica y el Caribe, al ser de fácil instalación.

Las ciudades inteligentes incluyen entre otros aspectos: transporte y movilidad inteligente, respuestas ante emergencias, seguridad, sistemas de alerta temprana, vivienda y edificios inteligentes, manejo de agua y desechos, cambio climático.

Las universidades guatemaltecas deben de servir como polos para la innovación de ciudades inteligentes (como sucede con las universidades israelíes), utilizando diversos mecanismos no solamente la investigación independiente en áreas específicas como la ciencia informática, ingeniería eléctrica y la geografía entre otras, como el desarrollo de centros especializados dedicados al estudio de las ciudades inteligentes.

Te gusto, quieres compartir