CODECA en FILGUA: “Pensar Guatemala desde la resistencia: el neoliberalismo enfrentado

Por Lorena Medina

La XV Feria Internacional del Libro en Guatemala -FILGUA 2018- fue un nuevo escenario en el que quedó demostrado el interés y respaldo de sectores urbanos, intelectuales hacia el accionar y propuestas de CODECA. Entre el público se contaban estudiantes, periodistas, mujeres feministas, organizaciones de diversidad sexual, intelectuales, artistas y un público no organizado con interés en conocer de cerca los planteamientos de CODECA, según indicaron algunos entrevistados.

CODECA fue invitado por los organizadores de la presentación del libro “Pensar Guatemala desde la Resistencia: el neoliberalismo enfrentado”, editado por F&G Editores y producido por Prensa Comunitaria. El libro contiene textos de Claudia Dary, Giovanni Batz, Santiago Bastos, Quimy De León, Nelton Rivera, Pablo Sigüenza, Ollantay Itzamná, Rony Morales Tot y María Jacinta Xon.
En la presentación participaron: Thelma Cabrera, Dirección Nacional de Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), Ramón Cadena, Comisión Internacional de Juristas (CIJ) y Quimy de León (Prensa Comunitaria).


Quimy de León expresó que más que presentar el libro como tal, la idea de invitar a CODECA se planteó con intención de darle el espacio de expresión a uno de los actores que encarnan los procesos de resistencia más relevantes de los últimos años y que por lo mismo, ha sido criminalizada por los sectores empresariales y por el Gobierno; no obstante, también han sido procesos de resistencia legítimos, ricos y que en gran medida, han inspirado con sus luchas la producción de este libro.

Por su parte, Thelma Cabrera de CODECA, expresó que la organización ha mostrado su resistencia ante el gobierno y los empresarios porque en Guatemala el Estado ha excluido, discriminado y perseguido a los Pueblos Indígenas. “La resistencia es un recurso legítimo de los pueblos cuando sus derechos son violentados, o negados. Es un derecho garantizado en el Artículo 45 de la Constitución: Es legítima la resistencia del pueblo para la protección y defensa de los derechos y garantías consignados en la Constitución. No tenemos conocimientos académicos, pero nos hemos apropiado de las leyes que sirven para defender nuestros derechos”, expresó. Para nosotros la resistencia es el derecho a defender nuestros derechos”, puntualizó.

“Nuestras resistencias como pueblos se dan de diferentes maneras. Una de ellas es fortalecer el mercado interno, por lo que hemos hecho conciencia a nuestros compañeros y compañeras en las comunidades de no consumir productos de empresas transnacionales y nacionales que nos están haciendo daño no solo económicamente, sino también a nuestra salud y a la Madre Tierra. Pensamos que es mejor consumir lo que nosotros y nosotras producimos. No podemos estar enriqueciendo a los que nos reprimen”, afirmó Cabrera.

La lideresa de CODECA también señaló el rol de los medios alternativos y su importancia en los procesos de resistencia. En ese sentido, indicó que implementan actualmente estrategias de comunicación por medios alternativos (redes sociales, radio, etc.) para contrarrestar las campañas negras que se han vertido en contra de las comunidades y sus liderazgos. Esto ha permitido informar a la población sobre la realidad del país de manera objetiva, no como la presentan los medios corporativos, con un sesgo claramente a favor del sector empresarial nacional y extranjero, que busca sistemáticamente desprestigiar a CODECA.

“Desde el inicio de nuestra organización hemos tenido mucha persecución por parte de los empresarios, de grupos paramilitares y de la Fiscalía Especial contra el robo de energía eléctrica del Ministerio Publico (MP) que fue creada para perseguir, encarcelar a los defensores de derechos humanos que participan en CODECA, protegiendo los intereses empresariales, antes que los del pueblo de Guatemala. La represión selectiva ha llegado hasta al asesinato de los dirigentes de la organización. Sólo en el mes de junio fueron asesinados 7 compañeros. Aunque esto acontezca, estamos fortalecidos y vamos a seguir defendiendo nuestros territorios, nuestros derechos. Nuestra causa es justa y las comunidades cada vez más se suman a CODECA. Los empresarios nos tienen miedo, porque cada vez más crece nuestra organización en los territorios”, expresó.

Thelma Cabrera indicó que “Nuestras demandas son claras, estamos luchando porque se renacionalice la energía eléctrica. También estamos en la defensa de los derechos de los trabajadores de las fincas. Señaló que “este Estado nunca nos ha representado. Por eso hemos visto el proceso de Asamblea Constituyente Popular Plurinacional –ACPP-como medio para crear un Estado Plurinacional. La Asamblea Constituyente Popular Plurinacional ha sido el espacio de participación, de análisis y propuesta que se ha ido gestando desde las comunidades”.

Respecto al carácter plurinacional de la ACPP subrayó que “muchas personas han sido desinformadas por los medios corporativos, ya que se les ha hecho ver que este proceso es solo para los Pueblos Indígenas, pero realmente cuando hablamos del Estado Plurinacional incluye a los 4 pueblos que cohabitamos el territorio guatemalteco: Mayas, Garífunas, Xincas y Ladinos. Todos tenemos mucho que aportar porque ese proceso será de beneficio de las mayorías, no de unos pocos”, puntualizó.

Por su parte el abogado Ramón Cadena de la Comisión Internacional de Juristas expresó que la resistencia de los Pueblos es legítima, está garantizada en la Constitución, como ya se ha señalado. Asimismo indicó que hay instrumentos internacionales en materia de Derechos Humanos que se están incumpliendo por el Estado al perseguir y criminalizar a los líderes comunitarios en la defensa de su territorio. “Las empresas energéticas están usurpando los territorios atropellando los derechos de los Pueblos”. Enfatizó que “las comunidades ni siquiera han sido consultadas, tal como lo establece el Convenio 169 y otros instrumentos internacionales en la materia. Mientras se sigan violentando los derechos humanos de las comunidades por parte del Estado y las empresas, tendremos que pensar Guatemala desde la resistencia. Ojalá de aquí a algunos años, podamos pensar a Guatemala desde la paz”, concluyó el jurista.

Cabe señalar que la resistencia que libran las comunidades en contra de la empresa distribuidora de electricidad (ENERGUATE) y sectores interesados en la explotación de los recursos naturales en los territorios continúa siendo fuente de conflictividad social, entre tanto no se atienda el legítimo derecho de los Pueblos a ser consultados y tener acceso a un servicio esencial como lo constituye la energía eléctrica con precios al alcance de sus posibilidades económicas, sobre todo partiendo que esta energía se produce en sus territorios y surte a todo el país, beneficiando únicamente a las empresas, quienes gozan del proteccionismo estatal, que favorece un sistema desequilibrado y entreguista.

El libro como tal es un aporte significativo al diálogo, conocimiento y debate en torno a los procesos de resistencia popular desde Guatemala hoy y es un medio para continuar acrecentando la cercanía de la academia a procesos que nutren y dan significado a las ciencias sociales, al tiempo que constituye una muestra concreta de solidaridad con los pueblos en resistencia,ante el modelo neoliberal impulsado por las élites económicas transnacionales y domésticas y por el aparato estatal, al servicio de sus intereses.

Te gusto, quieres compartir