Patricia Vallebona y, ¿en dónde están los ladrones?

Ilka Oliva Corado

El 09 de junio publiqué el artículo titulado: La mayor tragedia de Guatemala es su sociedad mediocre. El cual despertó la furia de algunos debido a su doble moral, no tardaron en escribirme para darse golpes de pecho (con puñal en la mano) defendiendo lo indefendible. Entre esos comentarios está el de la señora Patricia Vallebona, a quien cito textualmente:

“Soy chilena viviendo en Gustemala y su articulo del clarin diario de muy dudosa reputacion de sus periodistas q dejan escribir a cualquier patan en el un articulo sobre el pueblo de Guatemala .antes con q moral habla una chilena cuando antes deberia mirar en su propia casa las cosas q pasan ahi acaso ud ha vivido aca pars hablar con esa soltura de un pais q en su mayoria es gente humilde y de mucho valor del cual ud parece no conocer. Estupida amargada primero mirece en el espejo y vease cual ordinaria y facha de puta q tiene seguro si conoce tanto de los burdeles q dice conocer tanto alomejor trabajo en alguno lavese bien la boca antes de insultar a la gente de un pais q no es suyo.”

Captura de pantalla del texto que me envió la señora Vallebona

La señora pensó que yo era chilena, cuando vio publicado mi artículo en el medio de comunicación chileno El Clarín de Chile. Mi alma es universal, me da igual que crean que soy chilena como si soy nepalí, de Sudáfrica, Singapur o de la cola del diablo; pero nací guatemalteca y crecí en la mera entraña de ese país maltratado y despojado por turbas de ladrones y corruptos nacionales y extranjeros; y tengo toda la autoridad para escribir mi opinión respecto a los males que aquejan a mi país de origen y como ciudadana del mundo a cualquier otro. Y no me incomoda en lo más mínimo que quien la lea no esté de acuerdo, no escribo para agradar a nadie, mi letra no está hecha de lisonjas, tampoco es mojigata ni farsante. Lo que leen es lo que soy.

Jamás en mi vida le he robado un centavo a nadie ni me he aprovechado de nadie para subsistir, ¿podrán decir otros lo mismo?

Pregunto a la señora Patricia Vallebona, ¿cómo ha llegado el alimento a su casa? Si su esposo Enrique Castellanos Rojas ex gerente de comercialización de Telgua, quedó ligado a proceso por financiamiento electoral ilícito cuando: “financió al Partido Patriota (PP) en la campaña para llegar al poder en 2012 y otorgó teléfonos móviles a dirigentes del partido, según evidenció el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en la audiencia de primera declaración que se desarrolló bajo reserva a petición del empresario.” (Soy502).

Según informa el medio Soy502: “Castellanos está acusado por el MP de financiamiento electoral ilícito, porque presuntamente habría otorgado recursos al Partido Patriota, cuando Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti ganaron las elecciones presidenciales. Esta colaboración se habría triangulado a través de las empresas de cartón de Juan Carlos Monzón, para evitar dejar rastros”.

Aquí otra nota de Prensa Libre: El juez del Juzgado de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, también ordenó arresto domiciliario, arraigo y le prohibió comunicarse con otros procesados del caso.

De acuerdo con el ente investigador, Castellanos Rojas tenía contratos de servicios de la empresa en la que trabajaba con el Gobierno del Partido Patriota.

En la audiencia fue señalado de financiamiento electoral ilícito por haber otorgado recursos al Partido Patriota antes de ser electos en las elecciones de 2011.

Con la evidencia que arrojó el caso de defraudación aduanera La Línea, el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), consideraron que era el caso más grande de corrupción detectado.

Conforme avanzaron en las escuchas telefónicas en ese caso, los investigadores detectaron que se trataba de una organización que llegaba hasta el entonces presidente Otto Pérez Molina y vicepresidenta Roxana Baldetti.

Entre los documentos encontraron un esquema financiero, aparentemente inconexo, que incluía nombres, empresas, cheques, bienes y movimientos financieros, que reportaba operaciones desde 2008, cuatro años antes que el Patriota ganara las elecciones de 2011.

“Esta actividad, típica de redes político-económicas ilícitas, se habría diseñado durante la campaña del Partido Patriota, justo después de perder las elecciones del año 2007 y seguía funcionando durante el ejercicio de gobierno”, reveló la Cicig.

Instituciones importantes del Estado fueron cooptadas por la red que implementó un esquema financiero con apariencia de legalidad, cuyo fin principal era el enriquecimiento ilícito de los miembros de la estructura.

En ese proceso fueron involucrados funcionarios, empresarios y particulares, por haber colaborado en el financiamiento electoral ilícito al partido, y posteriormente negocios como pago de favor.”

Pregunto a la señora Vellabona: ¿Por qué su esposo prefirió en primera instancia darse a la fuga como cualquier ladrón oligarca de los que abundan en Chile, Guatemala y toda Latinoamérica?

Los pueblos son “humildes” en el lenguaje de quien se aprovecha de estos, saquéandolos a dos manos.

Escribo este texto como un saludo a la señora Vellabona y para informarle que soy guatemalteca y también para agradecerle su comentario enviado en mensaje a mi página de Facebook, aquí está mi respuesta al mismo.

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado

Te gusto, quieres compartir