Pánico en Escuintla por nueva erupción del Volcán de Fuego

Material volcánico ardiente fluyó nuevamente este martes por la ladera sur del Volcán de Fuego, lo que obligó al desalojo de las comunidades de La Reyna, El Rodeo, Cañaveral I y IV, Hunnapu y Magnolia, dos días después de la erupción del coloso que dejó al menos 70 muertos, 192 desaparecidos y más de 1.7 millones de afectados, de acuerdo con cifras actualizadas por el presidente Jimmy Morales.

Además, la carretera Ruta Nacional 14 fue cerrada, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conared).

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) confirmó en Twitter que se trató de un flujo piroclástico, el cual está compuesto por ceniza, lodo, agua, palos y rocas. El coloso tiene 3 mil 763 metros de altura y está ubicado 35 kilómetros al suroeste de la capital.

Según el Insivumeh, la nueva erupción ocurrió a las 14:25 (hora local) por la barranca Las Lahas y El Jute.

Un fotógrafo de la agencia Afp dijo que se escuchó un estruendo y luego una gran columna de ceniza se elevó de la cima del volcán.

El aumento de la actividad volcánica provocó pánico en la ciudad de Escuintla, cercana al Volcán de Fuego, donde pobladores salieron huyendo.

El Insivumeh también advirtió que a partir de este miércoles podrían registrarse lluvias en todo el territorio de Guatemala, algo que genera preocupación, ya que las precipitaciones podrían provocar que el material que quedó sobre el cuerpo del volcán descienda “en un gran flujo que atente contra las personas que viven en las colonias de Escuintla”.

La erupción del domingo pasado mató a 70 personas, dejó 46 heridos y provocó el desalojo de 3 mil 271 personas de los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango.

La presidencia anunció que se comenzará a definir el plan de acción para iniciar cuanto antes la tarea de reconstrucción de las zonas devastadas.

El papa Francisco expresó su pesar por las víctimas y dijo que reza por sus familias y por los equipos de rescate que brindan ayuda a los sobrevivientes.

Fuente La Jornada.

Te gusto, quieres compartir