Fuera José María Aznar y los corruptos

Miguel Ángel Sandoval

Hace unos pocas semanas se anunció un cuestionado frente contra la corrupción, donde empresarios, con algo de apoyo social, dieron su apoyo a la CICIG y de manera general, a la lucha en contra de la corrupción. Ahora, convocan a un Foro de corruptos para exponer sobre los peligros en política cuando hay corrupción y poca transparencia en los partidos políticos. Así son de veletas y contradictorios.

El invitado en esta ocasión por la fundación Libertad y Desarrollo del empresario Dionisio Gutiérrez, es el expresidente del gobierno español José María Aznar, connotado político conservador y corrupto de siete suelas. Es quien debió ser defenestrado durante su mandato pues la corrupción que ahora saca del gobierno español a Mariano Rajoy, conoció su esplendor en el mandato del corrupto Aznar.

Parece un absoluto despropósito que la Fundación Libertad y Desarrollo sea quien propicie foros para hablar de partidos honestos con políticos reconocidos por corruptos y antidemocráticos. Pues no se trata solo de Aznar, sino de un grupo de joyitas con amplio recorrido en las redes de la corrupción continental. El foro debería denominarse, “los burros hablando de orejas”, o “dar gato por liebre”.

Es el Tuto Quiroga expresidente de Bolivia, acusado de complicidad en el robo de US$1,300 millones por las petroleras, entre otros delitos. O Jeb Bush de Estados Unidos, multiacusado en el documentado fraude electoral de 2000 en La Florida, quienes forman parte de la lista de “expertos” de un foro impresentable. Así no se lucha contra la corrupción, pues los ponentes encabezados por Aznar no llegan a ser siquiera un tercio de político honrado.

Pero hoy día, el escándalo mayor es la presencia en un foro que debe hablar sobre partidos, transparencia, impunidad, lucha anticorrupción, a un político por antonomasia corrupto, de un partido experto en el financiamiento ilícito como lo demuestra el caso Gurtel, que se trajo al piso al señor Mariano Rajoy por muestras claras de corrupción, en un fraude iniciado por Aznar durante su gobierno y que tiene como acusados a sus colaboradores principales, 12 de 14 exministros.

En Guatemala hace falta un amplio proceso de discusión sobre los alcances de la corrupción, sobre la necesidad de combatirla, sobre procesos electorales transparentes, sobre la urgencia de cambios en las leyes electorales, o nuevos partidos, eso no es posible hacerlo si se convoca por empresarios cuestionados, a políticos corruptos y expertos en el fraude electoral, como en el caso presente.

Te gusto, quieres compartir