Una tragedia que pudo evitarse

A las 6 horas, de la mañana del domingo 3 de junio, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología Insivumeh alerto sobre la situación del volcán de Fuego. Por la mañana la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres Conred, consideró que no era necesario realizar evacuaciones.


La tragedia se produjo a eso de las 15 horas, de acuerdo con los pobladores, cuando la actividad del volcán tuvo más fuerza.

La lluvia de ceniza que lanzó el volcán alcanzó más de 10.000 metros de altura, y según los datos que proporcionó el Insivumeh, era la segunda erupción del volcán en el 2018, pero fue la mayor de los últimos años.

La situación se complicó cuando una corriente de lava desvió su rumbo, debido a las lluvias que han afectado la región y dio origen a la correntada de lodo y lava que con mayor velocidad se desplazo por las laderas hasta alcanzar los poblados cercanos, lo que provoco que muchas familias quedarán atrapadas en la zona, sin tiempo para evacuar.

En ese ínterin al menos 25 personas murieron y cientos quedaron heridas. La comunidad de El Rodeo fue la más afectada, según informó el vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres Conred.

Un segundo boletín del Insivumeh dijo que luego de 16 horas y media de haber iniciado la actividad volcánica, estaba finalizando con ceniza a 4,500 metro sobre el nivel del mar y con explosiones débiles y moderadas, con incandescencia en el cráter.

Por las redes sociales la Conred informó que en una primera instancia no había necesidad de realizar evacuaciones. En Emisoras Unidas, según se informó, una señora afectada se quejo que Conred no les dijo nada y después no les dio tiempo a salir. Lo cierto es que la tragedia natural se convirtió en una tragedia social por la vulnerabilidad y por la pobreza que existe en el país.

El gobierno decreto alerta roja en los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.

Por la tarde en unas desafortunadas declaraciones el presidente Jimmy Morales dijo que no contaba con fondos para emergencia, culpando de ello a la ley de contrataciones del Estado. Un asunto que generó indignación en la ciudadanía y se reflejó de inmediato por las redes sociales.

Fotografías tomadas de las redes sociales.

Te gusto, quieres compartir