La multiplicación de los peces

Miguel Ángel Sandoval

Los peces muertos en la reciente crisis es parte de la larga historia. Un miembro de la cooperativa La Mojarrera El Mesá, dijo que las autoridades saben el origen ya que ellos evaluaron y se debe a unos afluentes con un químico que salen de un ingenio. ‘Prensa libre’. 12.5.2018– El 16 de marzo en la edición de Puerto Barrios informa, se denunciaba que miles de peces se encontraron muertos en el Río Dulce. Lo denunciaron vecinos de La Puga, Livingston.

Mientras en el oriente del país, ambientalistas responsabilizan a los beneficios de café de la ciudad guatemalteca de Esquipulas, que lanzan sus aguas residuales al Lempa. Que corre por Guatemala, Honduras y El Salvador. La tragedia ecológica se hizo más evidente una semana atrás. “Aquí nos vino la pura desgracia, nos quedamos sin peces” se queja un vecino de Honduras. Se puede ver, es un tema transnacional.

“Antes, en menos de media hora teníamos pescado para comer con mi esposa y mis ocho hijos, hoy todo el día se puede perder y no se agarra nada porque los peces están muertos”. La historia es la misma que la del Río la Pasión, y la de muchos ríos más. Es la historia de Amatitlán publicada el 16 de diciembre de 2016, y de los manglares de la costa sur.

Se trata en estos casos, de contaminación química por parte de las empresas mineras, por las plantaciones de café, caña o de palma africana, entre otras causantes del desastre ambiental de nuestro país. No es nada que se pueda atribuir a la CICIG o a los comunistas. Son los empresarios sea de la minería o del agro-negocio quienes están en el origen del desastre. Hay evidencia suficiente.

El drama es que las autoridades llamadas a intervenir brillan por su ausencia, sea tanto en la muerte de los peces o como en el desvío de ríos, que los agro-negocios llevan a cabo en la más absoluta impunidad. Se suman los estudios de impacto ambiental falsos como los de ciertas mineras, y otros delitos ante lo que desde autoridades encargadas, se cierran los ojos. Igual el MP que no actúa para sancionar drásticamente, estos delitos contra la vida.

Mientras, la gente se muere literalmente de hambre por la impudicia de autoridades, que solo viven preocupadas de los escandaletes mediáticos que semana a semana inundan las páginas de los medios, pero que no sirven para corregir estos temas que viven pegados al hambre y desesperación de la gente.

Te gusto, quieres compartir